Croacia: de idilio a la lista negra

Cuando Europa comenzó a abrir sus fronteras, Croacia era uno de los destinos ideales para alejarse de la COVID-19. Así lo determinó la plataforma European Best Destinations en su lista sobre los países que habían recibido un menor impacto de la pandemia. “Croacia se encuentra entre los países menos afectados, hasta 20 veces menos contagios por cada millón de habitantes que en cualquier otro país europeo. Croacia también es uno de los países de Europa con el mayor número de camas hospitalarias por habitante”, se escribía sobre el país balcánico por aquel entonces.

Siguiendo el consejo, millones de personas pusieron rumbo a Croacia para disfrutar de sus vacaciones. De hecho, el primer ministro, Andrej Plenkovic, anunció la semana pasada que el país había recibido, hasta el momento, a la mitad de los turistas de 2019, un dato que mejoraba notablemente las expectativas. Concretó que se había registrado la llegada de 21 millones de visitantes, aproximadamente, con un total de 108,6 millones de pernoctaciones. Sin embargo, esta idílica situación ha dado un giro radical en los últimos días.

En la lista negra de varios gobiernos

Croacia había logrado mantener el nivel de contagios en solo unas decenas diarias. Unos datos excelentes con los que decidieron abrir sus puertas a los turistas desde el 1 de julio. Pero la situación epidemiológica del país está empeorando notablemente y varios gobiernos han decidido imponer restricciones a los viajes a este país.

Austria e Italia ya alertaron la semana pasada del riesgo que existía en el país, lo que desencadenó un auténtico éxodo de turistas que abandonaban el país balcánico. Por su parte, Alemania y Eslovenia hicieron lo mismo este jueves. El Ministerio de Exteriores alemán anunció que la tasa de contagios en Croacia «ha aumentado drásticamente», por lo que recomendaba no viajar a las dos regiones más afectadas, Sibenik-Knin y Split-Dalmacia, y plantea cuarentenas para los retornados. Del mismo modo, un portavoz del Gobierno esloveno, Jelko Kacin, adelantó que quien regrese desde Croacia a partir de este viernes deberá guardar cuarentena, según la agencia de noticias STA. “La situación en Croacia se está deteriorando drásticamente”, advirtió.

Reino Unido también ha incluido a Croacia, junto a Austria, en su lista negra. Así, obligará a partir de la madrugada del sábado a los viajeros provenientes de ambos países, incluidos los turistas que vuelvan a casa, a pasar por una cuarentena de 14 días, como ya sucede con los visitantes de España y Francia.

Mayor tasa de contagios

Después de varios récords de contagios en plena temporada turística, las autoridades de Croacia han informado este jueves de 225 nuevos casos de COVID-19 en las últimas 24 horas, una tasa sin precedentes desde que comenzó la pandemia. El anterior récord había sido de 96 positivos en un solo día, registrado el 1 de abril. Además, la cifra de pruebas PCR es relativamente baja, ya que los nuevos positivos corresponden a 1.653 test, lo que hace temer que podría haber muchos más casos asintomáticos.

Actualmente Croacia tiene unos 1.520 casos activos, según la institución que supervisa la gestión de la crisis. Por su parte, la incidencia semanal del coronavirus por cada 100.000 personas ha pasado de 10,4 casos el 12 de agosto a 27,4 el 19 de ese mes (un 164% más).

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *