El Levante estudia la rescisión de Manzanara; Hernani, en venta

El Levante trabaja a marchas forzadas en aligerar la plantilla de cara a la próxima temporada. Con las salidas de Armando Sadiku y Raphael Dwamena, la dirección deportiva continúa en su tarea de rebajar la masa salarial del equipo y en reducir el número de efectivos de Paco López, que siempre ha expresado su deseo de contar con una plantilla de 22 o 23 jugadores. Por ello, se está estudiando la opción de rescindir el contrato de Fran Manzanara como ya ocurriese hace unos días con el delantero albanés, según ha podido saber AS. Además, el club busca dar salida a Hernani, que no ha cuajado en Orriols, y peina el mercado para hacerse con un extremo izquierdo.

Manzanara, que hace dos temporadas disputó cuatro encuentros con el primer equipo, en su estreno en la máxima categoría, renovó el pasado verano y amplió su vínculo con el club por dos años más, tal y como estipulaba una cláusula de su contrato en su último año de filial. El pasado curso estuvo cedido en la Ponferranida, donde fue de menos a más, hasta acabar la temporada con 21 encuentros, 15 de ellos como titular, en su primera experiencia profesional. Sin embargo, tal y como ocurriese con Sadiku, se podría resolver su último año de contrato para obtener la carta de libertad en busca de un nuevo destino.

Hernani, por su parte, está en el mercado. El portugués es uno de los nombres marcados en la lista de salidas y el club busca un extremo izquierdo para sustituirle. El luso, con contrato hasta 2022, llegó libre procedente del Oporto el pasado verano. Con una calidad indiscutible, el jugador no ha cuajado en el sistema de Paco López. El anárquico extremo ha finalizado el curso con 23 encuentros y tres goles en todas las competiciones. Pero no ha sido suficiente.

Con una discreta aportación, y una importante ficha, se escuchan ofertas por él. El deseo de la dirección deportiva es dar con un jugador de banda que sea incisivo en ataque y entienda y asuma los mecanismos del equipo en defensa. Hernani, en ese sentido, era un jugador de una cara. Con una marcada proyección ofensiva pero perdido en las otras facetas del juego.

No son los únicos nombres de un ajetreado verano en materia de salidas. Los casos más complicados por el club, por la importancia de sus fichas, son los de Antonio Luna e Ivi López, en su último año de contrato. Más allá de eso, se busca opciones para Sergio León, Óscar Duarte o los canteranos que han dado el salto al primer equipo, como Dani Cárdenas, Arturo Molina o Pablo Martínez. Otra historia que traerá cola es la de Pepelu. Por no mencionar los nombres fuertes del equipo que, de salir, podrían condicionar el mercado en clave granota.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *