Muere el hombre más viejo del mundo

Fredie Blom, sudafricano de 116 años de edad y considerado extraoficialmente como el hombre más viejo del mundo, ha fallecido en el hospital Tygerberg de Ciudad del Cabo. Nació el 8 de mayo de 1904 en la ciudad rural de Adelaide, cerca de la cordillera Great Winterberg de la provincia de Eastern Cape de Sudáfrica.

Por ello, los medios de dicho país le han descrito oficiosamente como la persona con más edad del planeta. Toda su familia fue aniquilada por la pandemia de gripe española cuando él era un adolescente. Pero logró salir adelante y crió a los tres hijos de su esposa de 46 años, Jeanette, y se convirtió en abuelo de cinco con el paso de los años.

Muerte natural

En una entrevista concedida a principios de este año a la Agencia France Presse, aseguró que «había vivido tanto tiempo por la gracia de Dios». Andre Naidoo, portavoz de la familia, declaró que «hace dos semanas, todavía estaba cortando leña». También quiso recordar que usaba un martillo de 4 libras, ya que se trataba de «un hombre fuerte, lleno de orgullo».

Pero en tan sólo tres días, sus allegados lo vieron encogerse «de un hombre grande a una persona pequeña». Así, Blom acabó falleciendo, aunque según Naidoo fue «una muerte natural» y evitó relacionarla con el coronavirus.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *