La etapa del día en el Tour: los Alpes proponen cinco cimas

Aunque los favoritos sólo aprovecharon los 4,1 kilómetros finales de los 38,6 de ascensión entre La Madeleine y La Loze, el podio de París quedó bastante perfilado con Roglic, Pogacar y Superman en los tres primeros puestos. Eso sí, hoy dispondrán de una última bala antes de que la contrarreloj de La Planche des Belles Filles deje la general vista para sentencia: unos 4.000 metros de desnivel a través de los Alpes de la Saboya, con un tercera, un segunda, dos puertos de primera (Roselend, 18,6 km al 6,1%, y Aravis, 6,7 km al 7%) y uno de categoría especial (Plateau des Glières, 6 km al 11,2%), coronado a 30 km de la meta.

Según el pelotón, puede resultar una etapa “más dura y exigente” que la de ayer. Así se expresó el líder, Primoz Roglic, que cuenta con 57 segundos de ventaja sobre Tadej Pogacar: “Por el continuo sube y baja, por el desgaste acumulado en las piernas y por la dificultad en controlar y gestionar una jornada con tantas alternativas e intereses, la carrera se complicará bastante. Espero responder junto a los compañeros del Jumbo”. A pesar de que el esloveno también expuso ciertas dudas, celebró los 17 segundos que sacó a su compatriota en La Loze: “Debo estar listo para recibir ataques, pero noto el cansancio. Afortunadamente, la ascensión más difícil de esta edición pasó y conseguí ampliar un poco más mi colchón sobre Pogacar”.

Y por mi primera vez en este Tour se vio sufrir a Pogacar, que reconoció su “fatiga”: “Me fue imposible saltar a la rueda de López y mantener después el ritmo de Primoz. Aunque cedí un poco de tiempo, creo que no está todo perdido. Faltan cinco cumbres alpinas y la crono de La Planche. Me dejaré hasta la última gota de sudor con el objetivo de conquistar el Tour”. Pero, “por supuesto”, no se rinde: “Confirmo que resta mucha batalla y que la competición no termina hasta París”.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *