Jovic: ‘game over’

Jovic tiró a la basura la oportunidad que le brindó Zidane para intentar demostrar que el 9 del Madrid no le viene grande. La sensación que dejó el serbio es la de un delantero que lleva más de un año de blanco y todavía no se ha enterado de qué va esta película. Una cosa es reivindicarse subiendo a las redes unos golitos en una sesión de entrenamiento y otra muy diferente tener la calidad y los arrestos suficientes como para que esa camiseta no te queda gigante.

Además su lenguaje gestual en el campo parece el de un futbolista que se encuentra incómodo con su situación en el equipo. En 15 minutos Mayoral, que huele a descarte, sudó e intervino más en el juego que Jovic desde que pagaron por él 60 kilos. El Madrid no está sobrado de gol y, con todo lo que queda por delante, no se puede permitir que tu delantero suplente sea un tipo que desde su llegada ha destacado por saltarse el confinamiento y montar una barbacoa inoportuna.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *