Alkorta: “No me siento ninguneado”

Durante la presentación de Berenguer, Rafa Alkorta se encargó de aclarar todos los pormenores del fichaje frustrado de Llorente. Admitió que varios pesos pesados iniciaron ayer el proceso para contratar al delantero del Nápoles, una cuestión que pone en entredicho la autoridad de todos los estamentos deportivos de la entidad, aunque el exjugador ha aclarado que en sus tiempos de jugador ya vivió algo parecido. “Entrenador, jugadores… todo el mundo intenta hacer lo mejor posible para el equipo”, trató de justificar.

Y con todo esto, lo normal es que se haya sentido menospreciado, porque han tirado por la borda su trabajo. Tampoco, por lo tanto, se ha planteado, dejar su cargo. “No lo había pensado, no me siento ninguneado, es una decisión del club y soy parte de ese club, soy leal. Si no era momento de cometer ese fichaje, no me puedo sentir ninguneado, si me sintiera así, habría pensado en lo que me planteáis de dimitir”, sostiene. No había consenso en la directiva y ahora toca mirar a Villalibre, Williams y Kodro. “El club decidió no acometer la operación de Llorente y no hay más que hablar, es un gran delantero centro, opinión personal”, ahondó.

Además, defendió a capa y espada a Garitano: “Soy un convencido del trabajo del entrenador y cuando lo cogieron estaba peor que ahora, rozando la Europa League y en final de Copa. Es nuestro entrenador y tenemos que estar al cien por cien con él”. Además, desveló que trasladaron una oferta a Javi Martínez, pero la rechazó el jugador. Sobre Herrerín, indicó algo que ya se sabe: que toca contar con él hasta enero ante la falta de propuestas para salir. “Tenemos tres porteros cojonudos para el año que viene”.

Alkorta descartó que todo este sainete, hasta con declaración pública de Yuri diciendo que los jugadores habían hecho lo que habían podido, haya creado grietas entre la directiva y la plantilla. “Se pusieron en contacto conmigo, porque querían mejorar al equipo. Me preguntan si se puede traer a Llorente porque creen que es bueno para el equipo, iniciamos eso que ellos quieren y vemos si se puede a hacer o no. Luego la directiva me da la argumentación de que no hay consenso en el club”.

Alkorta confesó que “lo que me da pena es esta crispación, que está siendo mucha”. No cree que los jugadores hayan dado este paso por tener pánico al fracaso. “Yo mismo tengo una parte de preocupación porque no me gusta ver al Athletic en la parte de abajo pero estoy tranquilo porque sé el equipo que tengo y el entrenador. Todo el mundo está unido y cuando peor van las cosas, todos se unen y están con el entrenador”.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *