Cuatro fichajes, diez bajas y pendientes de Campaña

El Levante da por cerrado el mercado de fichajes con todavía tela por cortar. El conjunto de Orriols ha realizado cuatro incorporaciones y ocho salidas, repartidas entre rescisiones de contrato y cesiones, en este mercado de verano. Sin embargo, tras el pago de la cláusula de Thomas Partey, el Atlético de Madrid tiene un mes más de plazo y José Campaña es el principal objetivo para sustituir al ghanés.

Cabe destacar que la Sampdoria guardó un 10% de un futuro traspaso del nuevo internacional por España cuando cerró su traspaso con el conjunto de Orroils. Un hándicap más en una operación complicada, ya que el jugador cuenta con contrato hasta 2023 y una cláusula de 60 millones de euros; mientras que las arcas rojiblancas no están para grandes dispendios incluso tras irrupción del Arsenal el último día de mercado.

Al Levante llegaron este verano Dani Gómez, Jorge De Frutos, Mikaël Malsa y Son Hidalgo. Los dos primeros, procedentes del Real Madrid a cambio de 2,5 millones por cada uno de ellos, haciéndose con el 50 % de sus derechos. Los dos últimos llegaron libres de contrato. En total, cinco millones de gasto más los salarios de los jugadores, asumibles en el incremento salarial de los últimos años.

Los granotas, que comenzaron el mercado con unas fuertes restricciones del Fair Play Financiero, estuvieron limitados en lo económico incluso en las salidas. Todas ellas se llevaron a cabo mediante cesiones y restricciones de contrato. De forma directa, el club no ha ingresado cantidad alguna en concepto de ventas. El Nantes ejecutó la opción de compra por Moses Simon en mayo, por lo que entra dentro del ejercicio anterior tal y como contemplaba el acuerdo de cesión.

Por lo que el club debió llegar a un acuerdo para resolver los contratos de Armando Sadiku, Raphael Dwamena, Ivi López, Antonio Luna y Fran Manzanara. Algunas rescisiones con un fuerte impacto en las arcas. Mientras que Pepelu y Arturo Molina salieron cedidos a Vitoria de Guimaraes y Castellón, respectivamente. Bruno González y Borja Mayoral finalizaron su vinculación con el club una vez finalizó el pasado curos. Con el central no se llegó a un acuerdo para alargar su contrato más allá del 30 de junio. Mientras que Iván López se ha apartado por un tiempo de los terrenos de juego en busca de una recuperación de rodilla. Una situación que podría ser definitiva.

Pese a apurar sus opciones hasta el último día de mercado, Sergio León y Hernani permanecerán en la platilla de Paco López. Al menos hasta enero. El último movimiento lo protagonizó Arturo Molina, quien dio por cerrado el mercado con su cesión de última hora al Castellón a minutos del cierre.

Por lo que la dirección deportiva ha vuelto a enfrentar un mercado con poco margen de actuación, firmando rápido los cuatro refuerzos para la nueva temporada pero sin opciones reales en la parte final del mercado, pese a posicionarse por alternativas que finalmente no tenían cabida. Sólo la venta de Campaña, a día de hoy, podría cambiar el panorama; pero la apuesta del club pasa por mantener a los buques insignia del proyecto de Paco López.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *