Juan Carlos Cruz y la postura de Francisco sobre las uniones homosexuales: “La Iglesia va varios pasos más atrás de lo que va el mundo, pero este Papa ha reordenado esas cosas”

«Los homosexuales tienen derecho a estar en una familia. Lo que debe haber es una ley de unión civil, de esa manera están cubiertos legalmente». La frase del Papa Francisco, contenida en el documental Francesco del director Evgeny Afineevsky, estrenado ayer en el Festival de Cine de Roma, dio la vuelta al mundo.

Varias asociaciones defensoras de los derechos LGBT celebraron las palabras de Bergoglio, incluso en Chile. «Es de esperar que ahora aclare que las conductas sexuales entre personas del mismo sexo ya no son pecado a los ojos del Vaticano», indicó el Movilh. «Hoy la cabeza de la jerarquía católica es menos conservadora que muchas voces locales», aseveró Fundación Iguales.

Uno de los testigos privilegiados del estilo de Jorge Mario Bergoglio es Juan Carlos Cruz, una de las víctimas de abusos sexuales del influyente Fernando Karadima, quien es además uno de los entrevistados del documental. De hecho, junto al equipo del audiovisual sostuvo una reunión con el Papa antes del estreno.

En declaraciones a La Tercera, Cruz comentó que “desgraciadamente, la Iglesia va varios pasos más atrás de lo que va el mundo, pero este Papa ha reordenado esas cosas y ha trazado líneas para que la Iglesia se vaya enrielando en el mundo”.

“Eso es lo bueno de este Papa, y durante la pandemia lo ha demostrado, por ejemplo en su última encíclica ‘Fratelli Tutti’, según la cual hay que salir de esta crisis sanitaria con una sociedad más justa, sin el abismo entre ricos y pobres, más equitativa y humana. El Pontífice se preocupa mucho de la humanidad”, añadió.

En cuanto a los dichos específicos de Francisco sobre las uniones gays, Cruz las valora, señalando que “él no está cambiando la doctrina de la Iglesia católica, claro, pero el área conservadora de la Iglesia se está aprovechando de eso para usarlo. Si uno ve el documental, el Papa dice que debiese haber una gran unión legal para proteger a las familias, no cambia la doctrina; sin embargo, el documental es mucho más que eso, es muy humano”.

Respecto al avance que ha habido en este periodo con Francisco a la cabeza de la Iglesia católica en el tema de los abusos eclesiásticos, Cruz comenta que “en eso este Papa ha hecho mucho, pero todavía queda mucho por hacer”.

“Yo culpo más a todos los obispos hipócritas, como los chilenos, que dicen una cosa, se dan media vuelta y hacen lo mismo de siempre. Eso falta, es parte de esta cultura hipócrita, y a mi juicio corrupta, de los obispos de Chile”, dijo, lanzando el dardo a la jerarquía de la Iglesia católica chilena.

Varias asociaciones defensoras de los derechos LGBT de todo el mundo celebraron las palabras del pontífice –reveladas en el documental «Francesco»–, en donde asume que “los homosexuales tienen derecho a estar en una familia. Lo que debe haber es una ley de unión civil, de esa manera están cubiertos legalmente». Para Juan Carlos Cruz, una de las víctimas de Fernando Karadima, esta postura es parte del estilo de un papa que “ha trazado líneas para que la Iglesia se vaya enrielando en el mundo”. “Eso es lo bueno de este Papa, y durante la pandemia lo ha demostrado, por ejemplo en su última encíclica ‘Fratelli Tutti’, según la cual hay que salir de esta crisis sanitaria con una sociedad más justa, sin el abismo entre ricos y pobres, más equitativa y humana”, añadió.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *