El VAR condena al Arsenal

Quien creyese que con el VAR se acababa la polémica en el fútbol estaba muy equivocado. Al fin y al cabo, lo siguen operando los mismos seres humanos que se equivocan sobre el verde con un silbato en la boca. Buen partido del Arsenal con Ceballos y Thomas en el equipo titular, pero, a pesar de tener maniatados a los foxes durante todo el partido, en cuanto éstos pudieron forcejear un poco asestaron un mordisco que fue letal para los gunners. Inmerecido resultado para el equipo de Arteta, al que ya da gusto ver jugar y que seguro que cuando la suerte y el VAR le acompañen podrá optar a cosas importantes este año.

Porque el Arsenal salió, ante un rival en teoría superior, sin tapujos, miedos ni respetos más allá de los debidos, tirando de escudo desde el primer hasta el último momento para enfrentarse a un Leicester que venía de encadenar una buena racha y que es un rival temible cuando le perdonas. Y los gunners, además de perdonar, tuvieron la mala suerte de que cuando consiguieron conectar un balón con el fondo de la portería de Schmeichel el VAR se lo arrebató sin un motivo demasiado claro.

Fundamentalmente porque, antes de que estuviese clara la resolución, la bandera del linier ya había saltado como un resorte. Fuera de juego por un cabezazo de Lacazette en posición legal en un córner. La única explicación posible es la posición de Xhaka, que 10 segundos antes estorba al portero antes del remate del francés, pero que en ningún momento entorpece la visión del guardameta cuando el balón abandona la cabeza del jugador gunner. Inexplicable y, además, doloroso, porque el VAR no fue capaz de corregir ni tampoco de dar la posibilidad de rectificación a un equipo arbitral que quizás se arrepienta cuando lo vea en un monitor.

La jugada, además, tuvo una influencia directa en el resultado, pues el Leicester no consiguió dar señales de vida en ataque prácticamente en todo el encuentro. Ni siquiera Vardy, pero el problema que tiene perdonarle la vida a los foxes es que, con el talento y la velocidad que tienen, a la mínima que Tielemans vio un espacio puso un pase maravilloso a la espalda de la defensa para que Ünder pusiese el balón en bandeja a Vardy para marcar. El inglés, que es el segundo jugador que más goles le ha marcado al Arsenal en la historia de la Premier League, ya solo tiene por delante a Wayne Rooney, que le hizo 12 por los 11 que lleva él.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *