El Lugo sigue imparable y ahonda en la herida del Rayo

Los estado de ánimo en el fútbol. Se ha escrito tanto sobre ellos que es complicado añadir nada nuevo. Esos estados de ánimo son los que explican que el Lugo, que arrancó con cuatro derrotas en cinco partidos, acumule ahora otras cuatro victorias y un empate que los mete en playoff. También sirven para explicar como el Rayo, al que nadie le tose en Vallecas, mute en cuanto se aleja de su feudo a un conjunto inofensivo. No se explica, pero ocurre.

Solo habían pasado seis minutos cuando Juanpe adelantó al Lugo. Lo hizo tras una jugada en profundidad que encontró a Herrera y este asistió al jerezano. El Rayo intentó reponerse del golpe a base de balón, aunque falto de mordiente. El Lugo se intentaba hacer fuerte cerrando líneas y buscando salidas por banda, sobre todo con la velocidad del “Puma” Rodríguez. Aún así, no hubo grandes ocasiones y la más clara del Rayo llegó a los 40 minutos, fruto de un zapatazo de Advíncula. El Rayo acabó dominando al Lugo, pero sin lograr inquietar a Cantero.

La segunda parte comenzó con la lesión de Xavi Torres, que se retiró a los tres minutos. El Rayo seguía con la pelota y el Lugo buscando contragolpes. Advíncula era un ciclón por su banda, el hombre más incisivo de los vallecanos. Tuvo una muy clara en un remate de corner el colombiano, como también la tuvo Djaló en la otra área poco después. El dominio rayista era ya monólogo ante un Lugo muy hundido en su área. Ulloa remató al palo y el Lugo se quedó sin el “Puma”, lesionado. El Rayo sacó todo lo que tenía en ataque, pero ni así doblegó la muralla de un Lugo que se acuesta en playoff y que confirma una racha espectacular. El Rayo, fuera de casa, impotente.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *