Bengoa, exasesor de Obama: “Es inevitable un confinamiento domiciliario”

Mientras Europa se cierra y España se muestra reacia a un confinamiento parecido al de marzo, o al menos similar y más severo, el tiempo pasa y las cifras de contagios siguen aumentando. Por ello, cada vez son más los expertos que piden un confinamiento domiciliario como el resto de países. Rafael Bengoa, exasesor de Barack Obama, lo tiene claro: “El confinamiento domiciliario en España es inevitable. Probablemente, en una o dos semanas se tendrá que hacer, porque se va a ver que nada va bien”.

Bengoa ha concedido una entrevista a Catalunya Radio, en la que ha hecho repaso a toda la situación de la pandemia en España, ya que el venezolano fue muy importante en el desarrollo de la sanidad vasca. Y precisamente no ha sido para nada positivo dejando el gran titular: “Habrá confinamiento domiciliario en las próximas semanas en todo el Estado”.

Con los datos actuales, Bengoa considera que “con las medidas actuales no están bajando las tasas de contagios, y es necesario pasar al siguiente nivel, un confinamiento tipo marzo-abril”. Por tanto, su postura es tajante frente a la momentánea decisión del Gobierno de no llegar a medidas tan restrictivas. “Pensamos que con las [nuevas] medidas no va a ser necesario llegar ahí”, dijo el ministro de Sanidad, Salvador Illa, este pasado sábado.

Una segunda oleada dura y sin fiestas

El exdirector de Sistemas de Salud de la OMS cree que un mes podría ser suficientes para lograr el efecto deseado, y razona: “En Irlanda y Jerusalén han funcionado bien los nuevos confinamientos de entre tres y cuatro semanas; aquí estaríamos hablando de un mes”.

Y es que para él, la segunda oleada será dura “tal como ha pasado antes con otras pandemias, como la gripe, que se han sucedido a lo largo de la historia”. Aunque achaca también la situación actual a los meses anteriores, pues “el verano solo ha sido un espejismo”: “Si consiguiéramos bajar los números y rastrear mejor podríamos pasar con las actuales restricciones, pero no está siendo así».

De esta forma, su teoría implica olvidarse de la Navidad: “La prioridad no es salvar la Navidad. Si tenemos una Navidad normal, será un foco de contagios enorme. Nos tenemos que enfocar al atacar el virus y no al salvar las fiestas”.

Bengoa exige más esfuerzos al Gobierno

Uno de los fallos que ha señalado es que es necesario reforzar las infraestructuras locales de controles de brotes, los rastreos, y el seguimiento de casos. Para el experto, no se ha aprovechado el verano correctamente: “Nos tendríamos que fijar más en los sistemas que han utilizado en Oriente, donde lo han conseguido controlar”.

“Hay que asumir que siempre habrá ciudadanos irresponsables, por eso hay que tener sistemas de compensación”, argumenta. Y la realidad es que los datos a compensar son alarmantes con un aumento de positivos y muertes constante. El último recuento de datos del Departamento de Salud cuantifica 50 nuevos fallecimientos, que hacen un total de 14.074 muertes desde el inicio de la pandemia.

No obstante, la evolución del riesgo de contagio es positivo y sigue a la baja con un 1,21. Aunque estos son datos de Cataluña, en el resto del país las cifras son igualmente negativas, razón por la que de momento se ha optado por toques de queda y cierres perimetrales a la espera de algo mayor que Bengoa ya adelanta.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *