Sergio Pellicer: “Tenemos que ser más contundentes”

Muchos desajustes: “El partido se desajusta muy rápido, sobre todo en los tres goles que vienen de acciones de presión alta, segunda jugada… Y ante este tipo de equipos si no eres contundente en la presión ni en la segunda jugada, ocurre lo que ha ocurrido. Se les ha puesto el partido muy de cara con jugadores de mucha calidad. Son tres puntos y estamos en la misma Liga, tenemos que competir. No nos vale como excusa y tenemos que ajustar las acciones del inicio del partido y de la segunda parte. El verde no engaña y ahí está el resultado. Pero los chavales lo han dado todo. No hemos competido al nivel que esperábamos y ahora a pensar en Sabadell».

Trabajo mental con el equipo: “Tenemos que saber recomponernos ante cualquier circunstancia. Hay que tener los pies en el suelo, saber quiénes somos y tenemos que competir. Me da desazón, el grupo estaba preparado. Era un rival muy duro, pero estábamos preparados. Nos tenemos que recomponer. Para muchos es un club nuevo, una situación nueva, pero aquí no buscamos paños calientes ni excusas. Tenemos que competir y trabajar mucho todos los conceptos. El aspecto mental es uno de ellos. Los equipos con buenos jugadores se recomponen dentro de un mismo partido. Hay que seguir trabajando para cometer menos errores, que nos están penalizando”.

Falta de agresividad en defensa: “Ante un rival de este calibre tienes que ser más agresivo, tener esa segunda jugada. Los tres goles vienen en balones divididos. Eso es lo que tenemos que mirar, junto a muchísimas más cosas. Tenemos que ser más contundentes. Nuestro objetivo se basa en la contundencia defensiva. A partir de ahí, sabemos que tenemos que generar muchísimo más. Estos partidos son los que nos tienen que hacer aprender de los errores. Buscamos soluciones, hablaremos con el grupo. Tampoco podemos entrar en ese estado de pesimismo, hay que mantener un equilibrio durante toda la temporada. Habíamos empezado muy bien, han venido estos dos resultados ante dos equipos que van a estar peleando arriba. No nos debe servir de excusa porque aquí cualquier rival compite. Se nos ha puesto muy pronto en contra y nos ha parecido una montaña. Han sido acciones de apretar, de segunda jugada, y nos ha faltado. Nuestra predisposición de ir a apretar arriba hace que aparezcan los espacios. Tendremos que analizarlo y valorarlo si en algunos partidos hay que retroceder esos 15-20 metros para estar más juntos. Lo iremos viendo. Pero en los duelos tenemos que ser mucho más contundentes”.

14 goles encajados: “Para estar siempre en el partido y conseguir un objetivo esta temporada el equipo tiene que ser sólido a nivel defensivo. Cada gol nos tiene que doler en el alma. No creo que sea un problema de si es una línea de cinco o de cuatro. Vamos a intentar ajustarlo y ser más solidarios en el aspecto defensivo. Es clave para mantenerte en el partido. Los errores te penalizan. Estos números (14 goles en contra) nos duelen muchísimo. Cada gol encajado es una montaña, y en esta categoría más. Tenemos que ser muchísimo más sólidos y por ahí pasa el trabajo nuestro. Asumo toda la responsabilidad. No tengo duda de que vamos a mejorar en ese aspecto porque el año pasado fuimos el equipo menos goleado e imagina los apuros que pasamos. Hay que mejorar, sobre todo en los duelos individuales y en las segundas jugadas, que ante el Espanyol no hemos estado afortunados”.

El próximo partido, en Sabadell: “Tenemos que ir a ganar todos los partidos. Estamos en la décima jornada. Queda muchísimo y lo digo de corazón. Hay que mantener un equilibrio tanto en la euforia como tras una derrota dolorosa. El 0-3 no era lo que nosotros esperábamos. Hay que tener los pies en el suelo y hoy ha habido un equipo que ha sido superior a nosotros y lo tenemos que aceptar. Mucho equilibrio, mucha tranquilidad, mucha fuerza positiva. El domingo iremos a Sabadell con la obligación de conseguir los tres puntos. Esa es la exigencia que corresponde. Pero aún queda muchísimo. Tenemos que mirarnos a nosotros mismos. Si miramos la clasificación o a los rivales, mal. Debemos ser autocríticos, ver en qué tenemos que mejorar, pero debemos ser muy equilibrados”.

Soluciones: “Hay que trabajar todos los aspectos, centrarnos en uno sería equivocarse. Vivimos en una vida de problemas y hay que buscar soluciones a nivel táctico, mental, los errores individuales… Todos fallamos, el primero el entrenador. Quiero liberar a los jugadores, que estén tranquilos, que sepan que tenemos que mejorar, apretar los dientes y mejorar. En estos partidos, más allá de que puedas perder porque son rivales que pelearán por estar arriba, nos da igual el rival. En detalles, cuando el rival se pone por delante, hay desconexión. Hay que seguir, reaccionar en el mismo partido. Hay que buscar el crecimiento, pero no centrados en un aspecto, sino en todos, porque la competición no para. Ahora tenemos dos salidas fuera, pero luego vendrán partidos miércoles-domingo y esto son puntos, hay que sumar. Más allá del resultado, competir al máximo nivel, entender que el error es humano y que hay que subsanarlo en la siguiente jugada».

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *