Sin fe en el Manchester United: «Que Dios nos ayude»

El United no encuentra el punto medio entre la cal y la arena y deja que Mr. Hyde aparezca con demasiada asiduidad. La alegría y el jolgorio tras el 5-0 al Leipzig en Champions dieron paso a las caras largas y los hombros a la altura del verde al final de la visita del Arsenal de este domingo. Pogba cometería un penalti que Aubameyang se encargaría de transformar y deja a los Diablos Rojos con los mismos puntos en Liga que en Champions. Con una salvedad, en Europa ello supone un pleno y el liderato del grupo y en la Premier ya han jugado seis partidos y marchan decimoquintos. En competición doméstica, ese no era el plan de ruta trazado por el nuevo e ilusionante United que germinó el curso pasado y devolvía el «Die Meister, Die Besten, Les Grandes Equipes, The Champions» a Old Trafford.

Todos los elogios entre semana se convierten en ataques el finde y Roy Keane, leyenda del equipo y ahora comentarista para Sky Sports no pudo contenerse al ver el deambular que lleva el conjunto que él mismo lideró tiempo atrás. «Antes del partido hablamos de dar un paso adelante, ser agresivos… Eres el equipo de casa. Y no hubo nada de eso. Además, había falta de energía, entusiasmo, una verdadera falta de calidad y ello me preocupó en la segunda parte cuando lograban posiciones medianamente decentes para ir a por el partido, pero no había calidad. Sin compostura», se lamentó el excentrocampista.

Además, la mayor preocupación de Keane fue la falta de aquello que él representaba, liderazgo. «No veo a ningún líder ahí fuera, en todo el equipo. Desde los más experimentados. Se espera que te subas las mangas, eso es lo que hace un jugador del Manchester United. Como Nobby Stiles (exjugador del United y campeón del mundo con Inglaterra en 1966 que falleció esta semana a los 78 años), corazón de león. Ole es el entrenador, tienes que confiar en tus jugadores porque tu trabajo depende de ello. ¿Vas a confiar en esos jugadores? Que Dios nos ayude«, aseveró el ahora comentarista.

Uno de los jugadores que recibió más críticas por su parte fue Marcus Rashford, héroe contra el Leipzig y desaparecido ante los hombres de Arteta: «Me fijé de cerca en Rashford, que ha recibido muchos aplausos en los últimos meses y es joven todavía (tiene 22 años), pero su lenguaje corporal fue chocante, verdaderamente preocupante. Bajaba los hombros cuando las cosas no iban bien. Tú te arremangas en el Manchester United. Cuando las cosas no van bien, ahí es cuando te fijas en un líder y en su carácter».

«Su despido llegará, como el día sigue a la noche»

Old Trafford hace tiempo que perdió el aura especial que le valió el apelativo del Teatro de los Sueños, pero en la presente Premier se ha convertido en un fortín, pero para el equipo visitante. Cuatro partidos: tres derrotas, un empate, dos goles a favor y diez en contra. Ese es el bagaje que acumula el conjunto mancuniano al calor del hogar. Primero fue el Crystal Palace (1-3), luego el Tottenham (1-6), el Chelsea fue un pequeño oasis (0-0) y el Arsenal ha sido el último en robar el botín en su visita a Mánchester. La afición, o la ausencia de ella, no puede servir de excusa. Una afición que, de estar presente, seguro que aportaba sonido de viento a los encuentros locales de sus ídolos.

Europa sirve como bálsamo, el Leipzig sucumbió al rodillo, al igual que lo hizo el PSG en el Parque de los Príncipes (1-2) anteriormente. Sin embargo, la estabilidad del Doctor Jekyll no puede hacer acto de presencia solamente cuando llega la Liga de Campeones o si la soga se acerca al cuello peligrosamente. Los hombros de Solskjaer cada día soportan más presión. El propio Keane lo tiene claro: «Su despido llegará con estos jugadores como el día sigue a la noche». El noruego tiene trabajo si no quiere que la predicción de su excompañero se haga realidad. El río ha sonado en varias ocasiones. De momento, no ha llevado el agua suficiente para llevarse al técnico con la corriente, pero Ole debe encontrar la tecla de la regularidad si no quiere que su etapa como entrenador del equipo llegue a su fin prematuramente.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *