Una Liga coral

LaLiga continúa con su metamorfosis. Lo hace de manera lenta, pero dejando ciertos detalles. A la pérdida de gol hay que sumarle que el binomio Real Madrid-Barcelona ya no es inquebrantable, han perdido ese aura de inmortalidad en España. Equipos, que hubieran considerado un triunfo empatar ante uno de los dos, han logrado doblegarles. Pero no solo en eso ha cambiado el campeonato, este fenómeno coincide con la irrupción de clubes inesperados en la zona noble de la tabla.

Vaya por delante que la actual clasificación hay que cogerla con alfileres al haber siete partidos aplazados que condicionan su realidad, pero sirve de espejo para alguno de los sucesos que se están dando en este inicio liguero. Uno de ellos es el buen equipo que ha formado Imanol Alguacil. La Real Sociedad, con dos partidos más, lidera la clasificación de Primera y es el único equipo que ha logrado mantenerse durante más de una jornada en lo más alto. La clave de su éxito, en una plantilla plagada de canteranos, destaca por su eficacia goleadora y su seguridad en defensa. Los txuri-urdin son los más goleadores (18), con Oyarzabal comandando el pichichi (5), y los que segundos que menos encajan (4). Solo el Atlético ha concedido menos goles (2).

Eso sí, lideran la tabla al llevar dos partidos más que el resto, pero no son el club en mejor forma. Lo son el conjunto de Simeone. Los colchoneros marchan cuartos con 14 puntos, dos menos que el  Real Madrid, que ha jugado una jornada más, y tres por debajo que la Real, que llevan ocho jornadas. Además, El Atlético es el único club que sigue invicto en LaLiga. Y el reto de poner a prueba a una de las grandes sorpresas de este arranque liguero, el Cádiz, que suma también 14 puntos y ocupa puestos europeos. Aunque por detrás vienen otros a los que no hay que perder de vista como son el Granada y el Villarreal.

En cambio, choca el mal arranque del Barcelona y el Sevilla. Ambos en al zona media-baja de la clasificación. Los azulgrana han cosechado su peor arranque liguero desde la 2002-03. Desde entonces no dejaban escapar tantos puntos tras jugar seis partidos (también tiene dos partidos aplazados y por eso no va al día en la octava jornada). Respecto a los de Lopetegui, tienen que mirar hasta la 2015-16 para ver un inicio tan negativo. Aquel año los hispalenses quedaron séptimos y casi se quedan fuera de la Europa League.

Pero el Cádiz, la Real Sociedad y el Granada deberán demostrar una continuidad. El campeonato es muy largo y mantenerse arriba es muy difícil. Los de Imanol o el Getafe son ejemplo de ello. La pasada temporada, antes del parón de marzo, ambos pugnaban por clasificarse para la Champions y después pasaron a una lucha por la Europa League.

Estos son varios síntomas de lo que puede apuntar a que esta sea una de las ligas más igualadas del actual siglo. Una alegría para Tebas, presidente de LaLiga, que siempre pide que el campeonato termine sin un claro campeón y con menos de 90 puntos. Cuanto más atractiva sea LaLiga, mejor se puede a los operadores de televisión. Y haciendo una proyección de con cuántos puntos podría decidirse el campeonato, estaría en unos 74-75 que podría conseguir el Atlético o los 70-71 del Real Madrid. Lo que podría suponer el título con menos puntos desde la temporada 2001-2002, que ganó el Valencia con 75 puntos y con el Depor como subcampeón, con 68.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *