Conte desesperó a Hazard

A Eden Hazard se le abrió el cielo en Londres cuando el Chelsea decidió destituir a Antonio Conte en julio de 2018. El italiano estuvo dos años en el banquillo de Stamford Bridge en los que el belga llegó a extraviar el placer por jugar. Con él conquistó una Liga y una FA Cup, pero los métodos de entrenamiento de Conte, rígidos y repetitivos, ahogaron tanto al madridista que llegó a alzar públicamente la voz. Hubo un día en concreto en el que Hazard no reprimió su disgusto por el planteamiento de su entrenador. Fue el 4 de marzo de 2018, en la derrota 1-0 contra el Manchester City.

El Chelsea estuvo muy atrás en todo momento, y ni la desventaja en el marcador hizo a Conte variar su plan. Desencantado, Hazard, que aquel día volvió a jugar como delantero pese a que es una posición en la que nunca se ha sentido cómodo, estalló y señaló a Conte: “Si Giroud o Morata hubiesen jugado arriba, sería más fácil ganar los balones en largo. Conmigo es un poco más complicado, aunque intenté hacerlo lo mejor posible. Te vas del campo con la sensación de que corriste, pero de que no jugaste un partido de fútbol. Es una pena. Aunque hubiésemos jugado tres horas yo no habría tocado el balón”.

Esta queja ocupó titulares y debates televisivos en Inglaterra. El interés del Real Madrid y de Zidane planeaba en el ambiente y la crítica de Hazard alimentó las especulaciones sobre una ‘espantada’ del Chelsea. Uno de los más claros fue Carragher, exjugador del Liverpool, quien justo después del encuentro contra el City, afirmó: «No tengo duda de que al final del partido, tan pronto como subiera al autobús o estuviera en casa, llamó a su agente para decirle: ‘sácame de aquí’. Habrá estado frustrado pensando: ‘Debería jugar en este equipo, ellos tienen el balón. Debería jugar en un equipo que dominara el juego». Tony Cascarino, ex del Chelsea, fue más allá: «Si Hazard tiene la ambición para ser el mejor jugador del mundo, entonces no hay manera de que se quede pidiéndole que juegue como un delantero de la League One. Su ídolo es Zidane. Si Conte se queda como entrenador del Chelsea, ¿por qué se quedaría Hazard si le llama el Real Madrid?».

El Madrid, Zidane y la pelota

Pero Conte acabó con el finiquito bajo el brazo y Hazard permaneció una temporada más en el Chelsea hasta que el 7 de junio de 2019 cumple su sueño y se hace oficial su fichaje por el Real Madrid. Su aterrizaje en Valdebebas y su primera toma de contacto con el método Zidane fue una bocanada de aire fresco para su fútbol. El protagonismo de la pelota en los entrenamientos fue la mejor noticia para el belga, que se sintió como si le hubieran desatado las manos y liberado la mente. Recuperó el placer perdido, como confesó en una entrevista en Sport/Foot Magazine en la que también le lanzó un pellizco a Conte: «Nuestro entrenamiento es siempre con la pelota. El placer de jugar, sobre todo. Los movimientos, los partidillos…. Cuando conoces entrenadores italianos, como yo, tienes mucho menos placer. Es más enmarcado, repetitivo. El placer lo encuentras en la victoria. Estuve tres años con entrenadores italianos. Redescubrir este placer me hace bien».

Zidane le da alas a Hazard. Ahora sólo falta que el belga vuele. Las lesiones empañaron su primer año en el Real Madrid y el inicio del segundo, pero el pasado sábado contra el Huesca (4-1), en su primer partido como titular de esta temporada, volvió a ser determinante y recordó al genio del Chelsea y de la selección belga con un golazo y participando activamente en otro tanto. Llevaba tanto tiempo entre escayolas y camillas que muchos se habían olvidado de su talento diferencial. Un talento que necesita el Madrid para recuperar la jerarquía en Europa, comenzando con partidos como los de este martes ante el Inter de un Conte que no le trae buenos recuerdos a 7 blanco.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *