El día más complicado de Víctor Pérez en Interior: Cámara de Diputados vota hoy acusación constitucional en su contra y queda ad portas de ser suspendido del cargo

El ministro del Interior, Víctor Pérez, enfrenta hoy su día más largo, con la votación en la Cámara de Diputados de la acusación constitucional interpuesta en su contra. De aprobarse el libelo -lo que es altamente probable, porque la oposición necesita 78 votos, que los tiene- el exsenador UDI pasará a la historia como el primer jefe de gabinete suspendido de sus funciones por el Congreso.

De ahí la estrategia implementada por La Moneda de blindar a Pérez a todo evento. Ayer el Presidente Sebastián Piñera habló de él como un “inocente” y pidió rechazar el libelo. Esta mañana, en el informe semanal de orden público, el subsecretario del Interior Juan Francisco Galli catalogó la acción emprendida por la oposición de “irracional”.

Pero la muestra más potente de apoyo provino del comité político de La Moneda que esta mañana protagonizaron una puesta de escena de claro respaldo al jefe de gabinete. Los ministros del comité político, junto a Defensa y Cancillería, se reunieron a primera hora de esta mañana con el titular del Interior.

Los titulares de la Segegob, Jaime Bellolio, de Hacienda, Ignacio Briones, de la Segpres, Cristián Monckeberg, de Desarrollo Social, Karla Rubilar, de Defensa, Mario Desbordes, de Cancillería, Andrés Allamand y el subsecretario de la Segpres, Juan José Ossa, dieron un espaldarazo al jefe de gabinete en su «Día D».

“Hoy le pedimos a la Cámara de Diputados que rechace la acusación constitucional y al rechazarla no es algo en favor del Gobierno, es algo en favor de los chilenos, es algo en favor de la democracia», dijo Bellolio luego en una vocería en el patio de La Moneda, en una alocución donde repitió que la acusación no tiene “ningún fundamento jurídico” y forma parte del “triste legado” de la oposición.

Entre los presentes estuvo Mario Desbordes, ministro a quien la defensa de Víctor Pérez intentó endosarle la responsabilidad de las actuaciones de Carabineros durante el estado de excepción. La jugada fue todo un “autogol” y fue tal el nivel de críticas ante lo rebuscado del argumento, que a los pocos días la defensa tuvo que recular y optó por no insistir en ese camino.

Esto, al punto que hoy ante la Sala de la Cámara de Diputados Pérez optó por hacerse defender por Gabriel Zaliasnik, alguien que conoce de sobra el terreno porque hace unas semanas tuvo en sus manos la representación del exministro de Salud, Jaime Mañalich, en una acusación que terminó mal para la oposición.

En la Cámara se necesita el 50% más uno de los votos de los presentes y, de haber asistencia completa, el umbral es 78. Así, como las bancadas de Chile Vamos suman 73 escaños, La Moneda necesita cinco votos de la oposición para hacer naufragar el libelo, pero desde este sector aseguran contar con 80 votos alineados para aprobar el libelo.

En la oposición están confiados y así lo graficó el diputado DC Gabriel Ascencio, quien dijo a Publimetro que «Víctor Pérez será suspendido y tendrá que volver a Santiago en bus, no en auto fiscal”.

“Aunque nunca es posible asegurar como si se tuviera un notario a la mano lo que pasa con los votos, hay comprometidos 80, lo que sobra para el quórum exigido en esta circunstancia. Lo que suceda después en la Cámara de Senadores puede ser cualquier cosa, y como yo respeto la separación de funciones no me atrevo a inmiscuirme ni a tratar de influir en ellos”, añadió.

El procedimiento

El libelo consta de tres capítulos y apunta al control del orden público, el accionar del ministro durante el paro de camioneros y el control jerárquico sobre Carabineros, un tema en la palestra tras el nuevo episodio de abuso policial en el puente Pío Nono.

La jornada de hoy comenzó a las 10:00 hrs. Tal como ocurrió en el caso de Mañalich, la defensa optó por no deducir la denominada cuestión previa, por lo que se pasó de inmediato a la discusión de fondo. La Cámara dio la palabra a Gabriel Ascencio para sostener el libelo y, después, se oirá al acusado o se leerá la defensa escrita que haya enviado.  Posteriormente se pasará a la fundamentación del voto del resto de las diputadas y diputados.

A primera hora de la mañana, La Moneda diseñó una puesta de escena de espaldarazo al jefe de gabinete que hoy enfrenta un “Día D” en la Cámara de Diputados donde se vota la acusación constitucional en su contra. Entre los presentes estuvo Mario Desbordes, ministro a quien la defensa de Víctor Pérez intentó endosarle la responsabilidad de las actuaciones de Carabineros durante el estado de excepción. La jugada fue todo un “autogol” que ha marcado la suerte del libelo y obligó a Pérez a recurrir en la jornada de hoy a Gabriel Zaliasnik, el mismo abogado que defendió a Mañalich. Pese a que desde el Gobierno insisten en que la acusación no tiene “ningún fundamento jurídico” y forma parte del “triste legado” de la oposición, en este sector están confiados que contarán con los votos necesarios. Así lo graficó el diputado DC Gabriel Ascencio: «Víctor Pérez será suspendido y tendrá que volver a Santiago en bus, no en auto fiscal”. Tal como ocurrió en el caso de Mañalich, la defensa optó por no deducir la denominada cuestión previa, por lo que se pasó de inmediato a la discusión de fondo [ACTUALIZADA]

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *