El Leioa-Racing se aplaza por COVID-19

El Racing ya conoce oficialmente que le va a tocar estar tres semanas sin competir. Esta misma tarde, el Comité de Competición decretó el aplazamiento del Leioa-Racing previsto para el próximo sábado (17:00) en Sarriena. Teniendo en cuenta que al equipo santanderino le tocaría descansar en la quinta jornada, los de Rozada no podrán volver a jugar un partido oficial hasta el derbi cántabro contra el Laredo, que se debe disputar en San Lorenzo el 22 de noviembre.

La razón del aplazamiento es que el Leioa tiene un jugador que dio positivo por COVID-19 el pasado jueves, 29 de octubre, y que el protocolo al respecto de Osakidetza, el servicio vasco de salud, obliga a guardar 10 días de cuarentena. Eso incluso en el caso, como aseguran fuentes del club leioatarra, de que todos los demás miembros de su primer equipo han dado negativo en las pruebas que se les han hecho tras el primer positivo. Lo paradójico del caso es que si lo que se aplicara fuera el Protocolo reforzado de la RFEF, el partido debiera jugarse el próximo sábado.

En el Capítulo X: ‘Actuación en caso de un positivo en el desarrollo de una competición’, la RFEF ha dispuesto en su disposición cuarta (‘De los efectos de un test positivo en la plantilla, cuerpo técnico y demás integrantes’), un apartado específico para Segunda B, Primera División de fútbol-sala y Primera División Femenina, en la que se dice que en caso de un positivo «deberá apartarse de los entrenamientos y de la rutina del equipo y los demás miembros con licencia deberán pasar imperativamente las correspondientes pruebas de Covid-19 en el plazo máximo de 5 días desde que se conociera el positivo». Según esta normativa, solo se debería proceder a suspender los entrenamientos y los partidos de competición en el caso de que en el equipo «los casos positivos sean superiores a 3 coincidentes en el mismo periodo de tiempo». Es decir, con un solo positivo, como es el caso, el partido debiera jugarse…, pero la propia RFEF asume que manda el Departamento de Sanidad del País Vasco. Lo cual, se supone, será aplicable al resto de las comunidades autónomas y cuestiona la capacidad federativa de poder aplicar su propio protocolo.

El Leioa ya tiene aplazado el partido de Copa RFEF frente al Tropezón, que tiene previsto jugar el próximo 12 de noviembre, y el de Liga contra el Arenas de Getxo, que podría jugarse el 18 de noviembre. La fecha para poder jugar contra el Racing dependerá de si los de Sarriena se clasifican para la siguiente ronda copera.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *