Las muertes por COVID en enfermeras igualan las de la Primera Guerra Mundial

El impacto que el coronavirus ha tenido en todo el mundo está lejos de toda duda. Desde la detección del primer caso oficial, a finales de diciembre del año pasado en China, han contraído la enfermedad más de 46 millones de personas a lo largo y ancho de todo el globo, mientras que cerca de 1.200.000 han perdido la vida.

Y de ese grupo, entre los que ya no están, hay 1.500 enfermeras, según las cifras compartidas por el Consejo Internacional de Enfermeras (CIE) de los datos registrados en 44 países diferentes. En agosto, esta cifra era de 1.097. Estos datos hacen que se haya alcanzado la cifra de fallecimientos entre este gremio que el que se dio durante la Primera Guerra Mundial.

Además, de todos los contagios registrados a nivel mundial, el 10% corresponde a trabajadores sanitarios. La tasa de mortalidad del virus, con las cifras a día de hoy, asciende a un 2,39% aproximadamente. En el hipotético caso de que esta tasa fuera solo del 0,5% en los más de cuatro millones de sanitarios contagiados, supondría que más de 20.000 habrían fallecido, algo intolerable para el director del CIE.

«Es asombroso que durante esta pandemia hayan fallecido tantas enfermeras como en la Primera Guerra Mundial. Llevamos desde mayo de 2020 pidiendo una recopilación estandarizada y sistemática de datos sobre los contagios y fallecimientos de trabajadores sanitarios y es un escándalo que aún no se esté haciendo«, dijo Howard Catton, dirigente de la organización.

Catton, además, destacó que este año se celebra el Año Internacional de las Enfermeras y Matronas y el bicentenario del nacimiento de Florence Nightindale, precursora de la enfermería moderna. «Estoy seguro de que ella estaría profundamente apenada y enfadada por esta falta de información tanto como yo lo estoy», se lamentó.

Crítica a las administraciones

Por su parte, el presidente del Consejo General de Enfermería, Florentino Pérez Raya, se ha mostrado molesto por el alto número de contagios entre sanitarios, especialmente durante la primera ola. «La tasa de contagio entre sanitarios en la primera ola fue muy elevada, entorno al 20 por ciento. Algo que nos parece vergonzoso teniendo en cuenta que esto ha sido por la falta de EPIs y la falta de seguridad que han tenido por parte de las administraciones».

En España, asegura Pérez Raya, hasta siete enfermeras han perdido la vida a causa del coronavirus. Respecto al número total afectadas, asegura no tener la cifra «exacta» por la falta de información del Ministerio de Sanidad.

Por último, ha instado al país a invertir en enfermería, pues el virus ha puesto de manifiesto las carencias presentes. «Es necesario invertir en enfermeras porque recordemos que en nuestro país tenemos una de las ratios paciente enfermera más baja del mundo, no sólo salvamos vidas, sino que conseguimos mejorar la economía y recuperar nuestras libertades individuales», dijo.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *