El Sevilla busca alivio en el bálsamo de la Champions

EI Sevilla afronta la tercera jornada de la fase de grupos de la Champions recibiendo al Krasnodar ruso y con la posibilidad de dejar muy encarrilado su pase a los octavos de la competición (sigue el partido en directo en As.com). Un triunfo situaría a los de Lopetegui con siete puntos, por sólo uno de su rival de esta noche. Mientras, si la lógica se cumple en el otro partido del grupo, Chelsea y Rennes calcarían las puntuaciones de Sevilla y Krasnodar, dejando a ingleses y andaluces con seis puntos de ventaja sobre sus rivales.

Pero las cuentas dicen una cosa y las sensaciones, otra muy distinta. Porque el Sevilla acude a la Champions, quién lo diría, en busca del bálsamo que alivie el dolor que tres derrotas consecutivas en LaLiga le han infligido. Granada, Eibar y Athletic han provocado que el equipo del que hace un mes se decía que podía pelear por el título de Liga tenga que lamer sus heridas en la máxima competición continental ante el Krasnodar. Un partido propicio para ello, sin duda, pero que podría hacer mucho daño si no se viera la reacción que se espera de un equipo como el Sevilla.

En Nervión, de momento, no hay alarmas encendidas. A nadie le gusta perder, pero los atenuantes son evidentes. El primero, que el Sevilla es el equipo que menos descanso ha tenido, hasta el punto de que el choque de hoy será su partido número 39 de este extraño 2020. En segundo lugar, es cierto que el Sevilla tuvo opciones de ganar en las tres derrotas ligueras que acumula y, en tercero y más importante, la confianza de Monchi en Lopetegui y la plantilla conformada para este año es total. No es con la primera crisis de resultados que lidian en las oficinas del Sánchez Pizjuán y la reacción durante la semana ha sido la de escenificar públicamente el apoyo al entrenador con la presencia de la plana mayor del club en los entrenamientos del primer equipo.

Con estos ingredientes, la lógica apunta que el Krasnodar debería pagar los platos rotos en la lluviosa noche que se espera en Nervión. Por si fuera poco, el conjunto ruso atraviesa una crisis aún más acuciante que la sevillista. Con un equipo conformado para ganar la liga de su país, la clasificación los sitúa en el décimo puesto a seis puntos del descenso. Sin embargo, Lopetegui avisa de que en la pasada jornada de la Champions el 0-4 que el Chelsea endosó a los rusos fue engañoso. Una goleada así parece tener poca mentira en su interior, pero el desarrollo del partido mantuvo al Krasnodar con opciones hasta el último cuarto de hora, algo que hoy se pretende evitar.

Con las bajas de Idrissi, Suso y Sergi Gómez y el mal recuerdo de las más de 20 ocasiones que hicieron falta para ganar 1-0 al Rennes, el Sevilla busca beber esta noche del bálsamo de la Champions.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *