Se halla por qué se forman coágulos de sangre con la COVID-19

Un estudio de un conjunto de científicos de las universidades de Michigan y Shanghái ha determinado por qué se forman coágulos de sangre en los pacientes que sufren infección grave por coronavirus. Esto provoca efectos potencialmente mortales como accidentes cerebrovasculares y restricción del flujo sanguíneo en los pulmones, afectando al intercambio de oxígeno.

A través de esta investigación se ha logrado descubrir que el responsable de su formación son unos anticuerpos autoinmunes que circulan en la sangre, atacan a las células y desencadenan coágulos en arterias, venas y vasos microscópicos. Generalmente, estos anticuerpos se observan en personas que sufren una enfermedad llamada síndrome antifosfolípido, pero también están presentes en aquellos enfermos graves con coronavirus.

Jason Knight, coautor del estudio y destacado experto en enfermedades causadas por autoanticuerpos, explicó en EurekAlert! que «la mitad de los pacientes hospitalizados con COVID-19 dieron positivo para al menos uno de los autoanticuerpos, lo que fue una gran sorpresa«.

Combinación de anticuerpos peligrosos

Este análisis, publicado en Science Translational Medicine, encontró que la mitad de los enfermos graves con coronavirus mostraban «una combinación de niveles altos de anticuerpos peligrosos y neutrófilos súper activados, que son glóbulos blancos destructivos y explosivos».

Ya en abril, el mismo equipo por primera vez informó que los pacientes graves tenían niveles más elevados de trampas extracelulares de neutrófilos en la sangre. Profundizando en el tema, los científicos investigaron los neutrófilos explosivos y los anticuerpos de la COVID-19 combinándolos en ratones de laboratorio para comprobar si se tratan de la peligrosa combinación que causa los coágulos.

«Los anticuerpos de pacientes con infección activa por la COVID-19 crearon una cantidad sorprendente de coagulación en animales, una de las peores coagulaciones que hemos visto», declaró otro de los coautores del estudio, Yogen Kanthi, del Centro Cardiovascular Frankel de la universidad norteamericana.

Perspectiva sólida

«Hemos descubierto un nuevo mecanismo por el cual los pacientes con coronavirus pueden desarrollar coágulos de sangre», resumió. Al mismo tiempo, los expertos indicaron que sus descubrimientos todavía no son extrapolables a la práctica clínica, pero sí aportan una nueva perspectiva a la sólida investigación sobre trombosis e inflamación en los enfermos con coronavirus.

Ahora, estos científicos pretenden dilucidar si las personas con niveles altos de estos anticuerpos mejorarían si éstos se bloquean o se eliminan a través de una plasmaféresis, un tratamiento que se usa principalmente en pacientes con enfermedades autoinmunes graves.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *