¿Estamos en un «momento bisagra» para la humanidad?

Sin duda alguna, el año 2020 quedará marcado en la historia de la humanidad. La pandemia del coronavirus ha marcado el inicio de una nueva década en nuestras vidas, pero ya desde hace varios años, la vida humana está tomando nuevas direcciones. ¿Habían escuchado hablar antes del ‘efecto bisagra’? Cada vez son más los expertos y filósofos que hacen referencia a este término, el cual, se refiere a un punto de inflexión en nuestra historia.

Al margen de la pandemia del coronavirus que, sin duda alguna, ha cambiado nuestra concepción de la vida, lo cierto es que las políticas de 2020 y el cambio de pensamiento en la sociedad a lo largo de los años hacen ver que la vida esté dando un giro importante que pueda cambiar a la especie humana para los próximos siglos.

El filósofo Derek Parfit, en su libro On What Matter (Acerca de lo que importa), escribía que “vivimos en el momento bisagra de la historia” y apunta que, los vivos, somos bastante más influyentes que los últimos años, por ello se ha dado este cambio tan repentino en los últimos siglos. «Dados los descubrimientos científicos y tecnológicos de los últimos dos siglos, el mundo nunca ha cambiado tan rápido. Puede que pronto tengamos mayores poderes para transformar, no solo nuestro entorno, sino a nosotros mismos y nuestros sucesores”, recoge la BBC del autor.

Esta ‘teoría de la bisagra de la historia’ empezó a coger más fuerza hace un año, cuando el filósofo de la Universidad de Oxford Will MacAskill publicó un análisis sobre el altruismo efectivo, un movimiento con el propósito de aplicar la razón y la evidencia para el mayor bien común. Desde su publicación, se generaron centenas de comentarios de otros expertos que también estudiaban el tema desde sus propios puntos de vista. Incluso los últimos meses han dado más razones para pensar en este punto de inflexión de la historia.

Primeras evidencias de este ‘efecto bisagra’

Las primeras razones que han llevado a pensar en este ‘efecto bisagra’ hablando de los daños que la especie humana ha ido generando al plantea. Según el astrónomo británico Martin Rees, «nuestra Tierra ha existido durante 45 millones de años, pero este siglo es especial. Es la primera vez que una especie, la nuestra, tiene el futuro del planeta en sus manos”. El mismo experto habla de que podemos provocar “un revés catastrófico a la civilización” si tomamos un camino errado con la tecnología.

El cambio climático se ha vuelto, en los últimos años, el problema más importante para toda la humanidad, pero, posiblemente, el que menos se tenga en cuenta de cara al futuro. Para Toby Ord, uno de los expertos de Oxford, explica que un paso en falso puede ser la causa del desastre e, incluso, advierte de las posibilidades que de el mundo se acabe en este mismo siglo son bastante altas si seguimos así. Y es que, apunta que “hemos creado amenazas que nuestros ancestros nunca tuvieron que enfrentar” como puede ser una guerra nuclear o ingeniados patógenos asesinos.

Lo más curioso es que vivimos en un mundo donde se compran más helados que dinero se destina a prevenir tecnología que puedan poner punto y final a nuestra forma de vida. Un punto de inflexión en la humanidad que puede llegar a ser desastroso.

La llegada de la superinteligencia

Es uno de los grandes temores de los expertos y creen que su llegada está marcada para este mismo siglo. Una tecnología que podría marcar nuestro futuro más inmediato. Apuntan que una inteligencia todopoderosa puede marcar el destino de la humanidad en función de los objetivos y necesidades que se tenga. Incluso advierte que el futuro de la humanidad podría ser moldeado por el primero que consiga controlar esa ‘inteligencia artificial’ de la que hablan, lo que puede provocar alguien busque el bien común o sea todo lo contrario.

¿Qué es el ‘altruismo efectivo?

Podríamos hablar de MacAskill como uno de los fundadores de este ‘altruismo efectivo’ que ha empleado a lo largo de su carrera con tal de encontrar el mayor bienestar a largo plazo. Este experto apunta que, aunque ha habido grandes momentos de la historia, no todos son igual de influyentes. Por ello, incluso este momento que vivimos podría no serlo a largo plazo. Ser influyente, bajo la definición de MacAskill, involucra una conciencia y una habilidad para tomar un camino u otro.

En el caso de pensar que nos encontramos en un ‘momento bisagra’ de la historia de la humanidad, entonces deberíamos dedicar mucho tiempo y dinero a reducir urgentemente los riesgos existenciales a largo plazo. Si por el contrario, los altruistas creen que el momento bisagra sucedió hace siglos, entonces dedicarán esfuerzos a otros problemas inmediatos, como invertir dinero en sus descendientes.

¿Por qué se cree que este no es un ‘momento bisagra’?

Son muchas las razones que los expertos han dado para explicar por qué este no es considerado un ‘momento bisagra’ en nuestra historia. Lo primero es que se cree que la especie humana todavía tiene mucho que vivir y que, de sobrevivir a este siglo XXI, los humanos podrían vivir un millón de año más e incluso soñar en expandirnos a otras estrellas y planetas en el espacio.

¿Qué nos dejaría esto? Pues un número muy elevado de personas que quedarán por nacer en los siguientes siglos. Tomando los datos de natalidad de este siglo, de seguir en este camino, 6,75 billones de personas nacerían en los próximos 50.000 años, es decir, 62 veces mas de la cantidad de humanos que ya han vivido algún momento de nuestra historia.

Incluso se apunta a que, de cara al futuro, las personas serán cada vez más influyentes y serán más iluminadas moral y científicamente que nosotros. Influir en maneras que nosotros todavía no concebimos. Por estas razones, entre otras, MacAskill concluye que probablemente no estemos viviendo en el momento más influyente.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *