El insólito consejo de Madrid para frenar el avance del virus

La Comunidad de Madrid actualiza semanalmente la situación epidemiológica de la región por la pandemia de coronavirus que se vive en todo el mundo. La Consejería de Sanidad actúa según la evolución que observa y, además de las medidas y restricciones que aplica para contener la propagación de la COVID-19, ofrece recomendaciones de actuación a la ciudadanía para tratar de impedir que el virus continúe circulando.

En las últimas semanas, los representantes sanitarios de la Comunidad insisten en la importancia de saber cómo comportarse en los espacios interiores, sobre todo en estas fechas otoñales próximas al invierno. Las lluvias, el frío y las bajas temperaturas hacen que la población se refugie en espacios interiores. Por eso, lanza diversos consejos entre los que se encuentran, por ejemplo, realizar una ventilación adecuada de los espacios interiores, preferentemente con ventilación natural”.

Hasta ahí todo normal, pero entre las peticiones aparece una que poco se ha tenido en cuenta hasta ahora, cuando ya llevamos más de siete meses de pandemia. La Comunidad de Madrid pide a la población tirar de la cadena “con la tapa cerrada” para así impedir la expansión del virus por el aire.

¿Por qué hay que tirar con la tapa cerrada?

No se había insistido mucho hasta ahora en este aspecto, pero sí que la recomendación tiene su base en investigaciones llevadas a cabo durante este tiempo. Un estudio realizado por Physics of Fluids ha revelado que tirar de la cadena con la tapa abierta puede generar una nube de partículas de aerosol que contengan el coronavirus, lo que puede provocar que una persona las inhale o se asienten en otras superficies.

Asimismo, otros trabajos científicos han encontrado restos de coronavirus en las heces fecales, por lo que el hecho de tirar de la cadena con la tapa abierta también puede favorecer la expansión de las gotículas minúsculas e inapreciables para el ojo humano por el aire.

Por tanto, la recomendación de la Comunidad de Madrid, aunque insólita, tiene su razón de ser. Y es que es una de las medidas que hay que tener en cuenta para combatir el avance de la pandemia. A partir de ahora, cuando un ciudadano vaya al baño, que tire de la cadena con la tapa del inodoro cerrada. Toda precaución es poca.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *