La NASA recupera el contacto con una nave de 1977

La nave Voyager 2 de la Administración Nacional de Aeronáutica y el Espacio (NASA) lleva 43 años en el espacio, dos de ellos por el espacio interestelar, es decir, aquel que está entre las estrellas. Solía mantener la comunicación habitual con la NASA, hasta que hace ahora unos ocho meses se perdió su contacto.

Pero, por suerte, la agencia espacial ha logrado recuperar la comunicación con esta nave lanzada hace 43 años y cuya misión principal terminó hace 31. Como ha informado la revista ‘Muy Interesante’, la Voyager 2 está en perfecto estado y es capaz de ejecutar comandos a 18.800 millones de kilómetros de la Tierra.

Antena DSS4

Las comunicaciones con la nave han sido posibles gracias a la antena DSS4, Deep Space Station 43, ubicada en Canberra, Australia. Esta antena forma parte de la Red de Espacio Profundo de la NASA, es decir, el conjunto de antenas de radio que utiliza la agencia espacial para comunicarse con naves espaciales situadas más allá dela Luna.

La DSS4 fue construida en 1972 y, aunque se han ido haciendo actualizaciones para su mejora, la mayor parte de su material se conserva desde hace 48 años. Este espacio de tiempo en el que la antena ha estado sin conexión con la Voyager 2 ha servido para que se instale un nuevo hardware.

«Esta comunicación de prueba con la Voyager 2 definitivamente nos dice que las cosas van por buen camino con el trabajo que estamos haciendo», ha explicado Brad Arnold, gerente del proyecto DSN en el Jet Propulsion Lab de la NASA.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *