Galán y Lebrón superlativos para conquistar su sexto título

Juan Lebrón y Alejandro Galán siguen en modo extraterrestre, la única manera posible de ganar en la final del Open de Alicante en el Centro de Tecnificación a una pareja como Sanyo Gutíérrez y Stupaczuk, que ofrecieron un partido memorable de dos horas de juego: 4-6, 6-3 y 6-4. No hubo revancha del Master de Barcelona, el torneo precedente con los mismos finalistas, pero si un paso al frente de los perdedores que jugaron a una velocidad endiablada, su apuesta para tener opciones ante la dupla española.

Es que Galán y Lebrón han ganado seis de los nueve torneos disputados, dos tercios de las grandes bolsas de premios son para ellos. Y si, suelen pasar algún apuro en los primeros partidos de los torneos, hasta que entran en juego, luego son avasalladores. Stupa y Sanyo, un torneo en su vitrina, y tres finales seguidas, tuvieron que jugar sin red: todos sus golpes tenían el sello de definitivos, sublimando el riesgo.

En las estadísticas se ven más golpes ganadores de la pareja derrotada, pero también muchos más errores no forzados, que en realidad son golpes que pretenden ser algo más que poner la bola en juego porque saben que la contestación de una bola cómoda es un suicidio. Posiblemente en esta final Sanyo y Franco, a ese nivel, hubiesen ganado a cualquier pareja del Circuito, menos a Galán y Lebrón, a los que hay que disparar mil veces para herirles, y ellos tienen pegada suficiente para aprovechar su ocasión.

Ya eran los mejores del año y ahora aumentan las distancias en un día que era especial para Lebrón y Galán, que la temporada anterior por separado habían ganado cinco títulos. Ya tienen seis, y dos opciones más para ampliar el bagaje: el Open de Las Rozas en dos semanas, y el Master Final en Menorca en diciembre. Para Stupa y Sanyo, el consuelo de subir al segundo puesto del ranking de la temporada. 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *