Nafti sigue siendo Brad Pitt pese a la derrota

Llegó la primera derrota de Mehdi Nafti como entrenador del CD Lugo, pero lejos de dejar un sabor de boca amargo podría decirse que ha servido para apuntalar aún más la idea que ha trasladado al equipo. Tras cuatro victorias y un empate, el equipo cayó en Cornellá-El Prat dejando una inmejorable imagen ante un equipo al que le separan un universo de presupuesto, historia y masa social. A pesar de las enormes diferencias, el Lugo no perdió la cara al partido, tardó solo cuatro minutos en neutralizar el gol inicial de Embarba y apretó al Espanyol hasta el final cuando ya iba por detrás en el marcador tras el gol de Raúl de Tomás. Y es que la imagen de equipo timorato que los albivermellos mostraron al principio de temporada ya es historia. En un encuentro trabajadísimo tácticamente, los de Nafti combinaron repliegue en bloque bajo con presión alta a la salida del balón del Espanyol según lo requería el momento del partido.

El sacrificio de jugadores ofensivos como Cristian Herrera o Hugo Rama o el despliegue de Juanpe, revelación de los rojiblancos esta temporada, puso en problemas a los pericos, que solo doblegaron a los lucenses tirando de individualidades. Por ello la derrota fue acogida con orgullo por la parroquia albivermella, que inundó las redes sociales con mensajes de apoyo y reconocimiento a los suyos. Pero no solo los aficionados del Lugo reconocieron el buen trabajo de los suyos, el propio Adri Embarba reconoció en declaraciones postpartido que “ha sido el partido más complicado de lo que va e temporada para nosotros”, y el entrenador blanquiazul Vicente Moreno afirmó que “sufrimos para ganar, el Lugo nos mostró mucha resistencia”. A pesar de la derrota, Nafti sigue siendo Brad Pitt.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *