Laprovittola: “Mi madre pensaba que sería embajador»

La Euroliga ha publicado en su web una conversación Nicolás Laprovittola, el base argentino del Real Madrid, que llegó al club blanco en el verano de 2019 después de ser subcampeón del mundo con Argentina, MVP de la ACB con el Joventut y previamente haber pasado por los San Antonio Spurs en la NBA. Pero en su tierra natal, su madre, Margarita Stolbizer, puede ser incluso más conocida que él. Es una de las políticas más destacadas de Argentina. Ha hecho campaña durante muchos años como activista anticorrupción y ha desempeñado varios papeles importantes, además de postularse como candidata presidencial en las elecciones generales de 2015.

«Ella siempre se ha apegado a sus principios y valores», asegura Laprovittola, que cuenta sus recuerdos: “Cuando tenía cinco años mi madre siempre trabajaba muy duro de lunes a viernes todas las semanas», recuerda. «Siempre fue muy respetada y admirada en toda la política argentina, que es un entorno muy duro y complicado. Es una persona muy trabajadora y dedicada en la lucha contra la corrupción. Está tratando de limpiar el país, que no es fácil en Argentina».

Sin embargo, también recuerda que su madre supo separar su vida profesional de la familiar y le dio a Nicolás y a sus dos hermanos una vida normal. «A pesar de su trabajo, mi madre siempre ha tratado de tener un perfil bajo», dice. «Nunca se dejó llevar por el entorno político y siempre se ha apegado a sus principios y valores. Tuvimos una vida tranquila, sin ningún miedo, y crecimos siempre en la misma casa. Tengo dos hermanitos y siempre estuvimos juntos y unidos. Mi madre siempre se ha preocupado por nuestra familia, lo cual no es fácil cuando tiene tanto trabajo y tanta presión. Han pasado muchas cosas en su vida, pero ella siempre nos mantuvo alejados de eso, y se aseguró de que su trabajo no afectara a nuestra vida familiar ni nos pusiera en una mala situación».

Además de su labor política, Margarita también es una gran aficionada a los deportes y creó el primer equipo de voleibol en el distrito porteño de Morón. Entonces, cuando su hijo mayor mostró un gran talento para el baloncesto y comenzó a abrirse camino en el deporte profesional, ella siempre le ofreció su apoyo.

Cuando era más joven mi madre tenía la idea de que yo sería embajador o cónsul, algo así, representando al país en el exterior”, sonríe. «Y de una manera diferente, jugando como deportista profesional al más alto nivel, ¡lo estoy haciendo! Ella ha viajado para verme jugar en la NBA, en Rusia, en Lituania, en Brasil y aquí en España también. Y ella siempre me ha apoyado y ha estado detrás de mí».

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *