Vía libre para Odegaard

La visita del Real Madrid a Mestalla sólo dejó malas noticias: derrota contundente (4-1), nuevas evidencias de debilidad defensiva, enfado por las discrepancias con la actuación arbitral, posible lesión de Benzema (sintió un pinchazo y pidió el cambio) y la baja asegurada de Fede Valverde durante, al menos, un mes, que podrían llegar a ser dos en función de lo profunda que sea la fisura tibial que sufrió el uruguayo. Entre ese mar de infortunios se coló un pequeño rayo luminoso: Odegaard volvió a vestir la camiseta blanca (en Valencia, rosa).

El noruego sufrió una rotura muscular en el sóleo derecho a mediados de octubre que le apartó de partidos importantes, como el Clásico o la visita al Borussia Mönchengladbach, cortando de raíz su progresión pese a que había arrancado el curso como titular, siendo parte del once contra Real Sociedad y Betis en Liga. Frente al Valencia regresó a una lista casi un mes después y, ante las necesidades de los de Zidane en Mestalla, tuvo minutos.

Fueron 26 minutos irregulares, poco achacables al nórdico, pues entró para rehacer a un Madrid descompuesto y dolorido. Con todo, dejó señales interesantes: 16 pases buenos de 18 (89%), dos recuperaciones (Isco, en más de 80 minutos, sólo realizó una) y, sobre todo, una asistencia para Lucas Vázquez que el gallego, llegando desde atrás, no supo embocar a la red. Brotes verdes para cuando regrese del parón con su selección.

Rodaje con Noruega

No le emociona al Madrid que se marche Odegaard con Noruega, pues en el anterior partido jugó los dos partidos de su selección como titular y volvió lesionado. Aunque también valora positivamente cómo renunció a acudir en septiembre, durante la pretemporada blanca, para trabajar en su rodilla derecha y llegar al inicio de curso en las mejores condiciones. En las circunstancias actuales, los partidos con Noruega podrían ser el rodaje perfecto para que Odegaard recupere la forma: tiene tres partidos por delante, contra Israel (miércoles 11), Rumanía (domingo 15) y Austria (miércoles 18); el primero es amistoso, los dos siguientes de la Liga de Naciones.

Zidane va a necesitar a Odegaard en las próximas semanas y, seguramente, hasta final de año, pues la lesión de Valverde trastoca los planes del francés en el mediocampo de forma importante. Seis son los medios con los que cuenta el Madrid en su plantilla: Casemiro, Kroos, Modric, Isco, Odegaard y Valverde. Sin el uruguayo y con Isco lejos de su mejor nivel, Odegaard ya sabe que le esperan muchos minutos en un calendario que, hasta el final de 2020, está cargadísimo para el equipo blanco.

Un calendario cargado

Al retorno del parón de selecciones, al Madrid le espera un ritmo casi infernal: diez partidos en 33 días (podrían ser 32 o 34, dependerá del calendario que fije LaLiga). No tendrá un margen de una semana para preparar un partido hasta la última semana del año. Y es posible que en todo ese tramo no esté listo aún Valverde, pues su tiempo de baja dependerá de la profundidad de la fisura que sufre en la tibia. Será el momento para Odegaard, para demostrar que Zidane tenía razón cuando insistió al club para que regresase de la Real Sociedad. El noruego tiene vía libre.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *