La Segunda es de segunda

Hoy juega la selección española Sub-21 contra Islas Feroe y el martes contra Israel en dos partidos clasificatorios para el Europeo. En la jovencísima plantilla de este combinado se sostiene el futuro del fútbol español. Parte de este potencial está construido sobre los hombros de algunos jugadores de equipos de Segunda División que han sido capaces de generar y desarrollar talento. Sin embargo, mientras estos jugadores de la división de plata están convocados con la selección Sub-21, LaLiga Smartbank no se detiene y sus equipos pierden a algunos de sus jugadores más valiosos: por ejemplo, Javi Puado para el Espanyol; Manu para el Sporting y Clemente en la U.D.Logroñés.

Eso implica un agravio enorme para el equipo que les paga. La igualdad en Segunda es tan grande que cada gol, cada jugada vale oro. Los ascensos, descensos y permanencias se deciden, a veces, por un sólo punto. Es una categoría infernal donde se disputan muchísimos partidos -por eso, en parte, es tan difícil reubicar el calendario-, y un jugador de ese calibre es clave. El mensaje que se lanza es que los equipos pequeños no son importantes y que son mero telón de fondo para espectáculo principal. Poco importan que asciendan, desaparezcan o que no puedan retener a sus canteranos.

Los equipos más pequeños o de Segunda División son tratados como simples semilleros de futbolistas o piscifactorías donde pescan equipos mayores. Nadie duda que la experiencia internacional es buena para esos jugadores, pero, ¿para qué le sirve al Logroñés o al Espanyol que sus jugadores vayan a la Sub-21 mientras tienen que jugar partidos sin sus mejores armas? Para nada. Hay quienes afirman que gracias a su presencia en la selección se revalorizan en el mercado y así aumenta su precio para una posible venta. Pero lo ideal es que el modelo sea que los equipos más modestos puedan construir proyectos a largo o medio plazo. Se debería mimar mucho más a estos equipos porque llevan años generando el futuro del fútbol.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *