Guanini: «Mi objetivo es tener un cinturón de cada organismo»

El boxeo femenino acapara todos los focos este sábado en Londres. Tres luchas titulares cerrarán la velada que organiza Matchroom. En uno de esos combates estará representado Argentina. La actual campeona mundial IBF del supermosca, Jorgelina Guanini (9-1-2, 1 KO), acepta un gran desafío. Fue avisada con 12 días de antelación para enfrentarse a Rachel Ball (6-1, 0 KO) por el Mundial WBO del gallo. «Cuando recibo la llamada de mi equipo, Boxing Management, me quedé congelada. Mi manager me dijo, ‘¿qué contestas’. Y le dije que sí, sin dudarlo. Me la paso entrenando, es mi trabajo. No solo entreno para una pelea, en este nivel debes estar preparada. Esta chance es parte de mi sueño. Siempre lo dije: no me importa la categoría, quiero un cinturón de cada organización«, apuntó la argentina en una entrevista en el podcast Boxeo a la Carrera.

Pese a la premura, la boxeadora de Necochea llega confiada, y es que estas oportunidades no le son nuevas. «En febrero del año pasado tenía los billetes para irme a España y me avisaron para hacer el Campeonato Sudamericano en 14 días», recuerda. Después de esa victoria, rompió los pronósticos contra Debora Dionicius, quien realizaba su quinta defensa mundialista. Ahora, ante Ball tampoco le preocupa el aviso tardío (ocupó el lugar de Ebanie Bridges, quien se lesionó durante la preparación). «La diferencia que pueda haber de peso no es algo que me preocupe, el día de la pelea tendrá poco más que yo. Lo único que tengo que tener en cuenta es su altura. Yo mido 1,5 metros y ella 1,75. Debo ser precavida con el uso de la distancia. Si no la acorto le estaré dando la pelea que ella quiere», revela.

La campeona mundial ha estado entrenando los últimos meses en España e Italia, donde está gestionando su nacionalidad y ha pasado las últimas ocho semanas. Cuando regresé a Argentina después de estar en España, fue en 2017 y cayó en un combate muy discutido ante Davinia Pérez, mi intención era regresar. De hecho, llegué a España un día antes de que comenzasen las restricciones», apunta. Su futuro «está en este lado del océano», admite Su primer paso de esta nueva andadura está en Londres.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *