Paulo Oliveira: «Me siento bien e importante en el Eibar»

Paulo Oliveira, futbolista del Eibar, se siente «bien e importante en el equipo». El defensa portugués quiere que el conjunto guipuzcoano de Primera División, que no ha ganado todavía en Ipurua en la temporada 2020-2021, «recupere lo que era antes en casa». Paulo hizo estas declaraciones en una entrevista realizada el jueves por los medios oficiales del club eibarrés.

Fue protagonista en el empate logrado por los entrenados por José Luis Mendilibar ante el Huesca en El Alcoraz (1-1) el pasado sábado. Y es que en la primera parte, sacó un balón debajo de los palos a disparo de Mikel Rico con la igualada inicial que podría haber desnivelado el duelo en favor de los aragoneses. Poco después, en un saque de esquina botado por Bryan Gil, le dio una asistencia de gol a su compañero Esteban Burgos, quien marcó el 0-1. Tras el descanso, pudo ser objeto de un penalti que el árbitro concedió inicialmente y que luego anuló tras ver las imágenes en el VAR.

«Lo viví con intensidad. Son jugadas que te hacen destacar un poco en el partido a nivel visual para los telespectadores. No es muy normal que los defensas marquen goles y den asistencias. Es bueno para mí a nivel de confianza y de concentración. Te valoras más. No es que antes no lo hiciera, sino que te sientes bien con eso. En teoría, cuanto menos trabajo tenga un defensa, más tranquilo es un partido», explicó.

El pase de espuela que acabó en tanto, lo habría firmado hasta Messi. «En esa jugada, era más fácil darle al balón de espuela con la pierna derecha que golpearla con la zurda. Mi pase lo convirtió en gol Esteban Burgos, por lo que estoy muy contento. Nos ayudó a sacar un punto de Huesca, y a seguir sumando», destacó.

En su cuarta temporada de azulgrana, cada vez se siente más importante. Con el número 4 en la camiseta, heredado de Iván Ramis (el capitán colgó las botas en verano pasado), está en uno de sus mejores momentos con el Eibar. «Los números dicen que sí. Yo me siento bien e importante, también. Eso es fundamental para que un futbolista pueda sacar su mejor juego. Pero en el fútbol, todo es el momento actual. Hoy me siento bien. Pero si en el próximo partido te pasa algo, hay que tener la madurez de pensar que no vas a ser malo por hacer un encuentro regular. Tampoco vas a ser el mejor por estar muy bien. Hay que mantener la serenidad, saber las cualidades que tienes, e intentar hacer lo máximo», resaltó.

El objetivo, mejorar en Ipurua y seguir firme fuera

El Eibar no ha conocido la victoria en los 5 primeros partidos disputado en Ipurua, algo inimaginable. Eso sí, a domicilio, ha obtenido 2 triunfos frente al Valladolid (1-2) en el Nuevo Zorrilla, y el Sevilla (0-1) en el Sánchez Pizjuán. Sin duda, influye el hecho de que los conjuntos locales jueguen sin el apoyo de sus aficionados, porque los encuentros se juegan a puerta cerrada por el coronavirus. «Hemos sumado 7 puntos fuera y 2 en casa, cuando en los últimos años ha sido al revés. Por la pandemia, nos falta nuestra gente animándonos en las gradas. La idea es mantener lo que estamos haciendo fuera, y hay que volver a lo que era el Eibar antes en casa. Si somos capaces de hacer eso, estaremos más tranquilos», indicó.

El COVID-19 influye en muchos aspectos de la vida, y también en los futbolistas, quienes deben seguir un estricto protocolo para evitar contagios (el equipo femenino del Eibar aplazó el partido del jueves que iba a disputar en el campo del Sevilla por 3 positivos, 2 de ellos de jugadoras y uno de una persona del cuerpo técnico). «Llevamos 8 meses y conocemos el tema. Al final, como todo, te empiezas a ‘acostumbrar’, aunque no es fácil. La vida hay que seguirla. Somos un poco privilegiados, porque a nivel de controles del coronavirus, no hay otro sector de la población a la que le hagan más pruebas PCR que a nosotros, los futbolistas. El fútbol con la gente, con público en las gradas, y la vida de antes, los echamos de menos. Hay que tener paciencia y todo va a ir bien», pronosticó con esperanza.

Los jugadores recién llegados deben adaptarse

El Eibar perdió en verano a algunos jugadores importantes, pero, como todos los años, llegaron otros nuevos que deben hacer olvidar a los anteriores. Los recién llegados deben adaptarse a la forma de jugar del Eibar de Mendilibar. «Tenemos una forma de jugar muy peculiar, muy diferente a otros equipos en los que hemos estado. Hay que tener un periodo de adaptación. Es normal que vaya a haber errores de todos, no sólo de los jóvenes o los recién llegados. Es una adaptación que se debe de hacer; aunque otros años dispusimos de más tiempo para adaptarnos. Esta temporada la identidad del Eibar, en general, está patente y bien. Pero la gente nueva, ha venido para ayudarnos y lo ha hecho. Sólo así, el Eibar logrará sus objetivos», subrayó.

Al ser uno de los ‘veteranos’, intenta ayudar a los nuevos. «Tenemos un buen grupo, que recibe bien a la gente a nivel social. Tanto dentro, como fuera del terreno de juego, nos llevamos muy bien. Respecto al juego, lo que intentamos los futbolistas que más años llevamos en el Eibar con Mendilibar de entrenador, es intentar explicar a los que acaban de llegar lo que quiere el técnico. A veces nos equivocamos nosotros también, porque el fútbol es muy dinámico y cada jugada es distinta. Yo la veo de una forma, y Mendilibar u otro compañero de otra manera. Por eso, al final intentamos sacar lo mejor de la teoría que tenemos, para salir adelante», señaló.

«La idea de juego está ya implantada en el grupo. No sabemos qué va a pasar. Tenemos algunas señales que nos dicen que estamos para pelear y para hacer lo que creemos que debemos hacer. Pero los resultados son muy importantes también y seguramente vendrán con esa idea», manifestó el portugués.

La campaña actual está llena de sorpresas. Nunca había visto una liga tan igualada desde que juega con los eibarreses. «Igual no. Todavía queda mucho, pero cada vez más se va a buscar puntos donde en teoría es más difícil (refiriéndose al triunfo azulgrana ante el Sevilla en el Sánchez Pizjuán). Y acabas perdiendo en partidos de ‘tu liga’, en la lucha por la permanencia. Es una liga muy competitiva. Hay que jugar al límite todos los partidos, e intentar obtener buenos resultados en todos», avisó.

La plantilla azulgrana, a cuyo trabajo grupal se ha incorporado esta semana José Recio, ha entrenado de martes a jueves, para disfrutar de 3 días de descanso (viernes, sábado, y domingo), aprovechando el parón liguero por los compromisos con las selecciones. A partir de lunes, el Eibar intensificará su preparación para recibir al Getafe en Ipurua el domingo 22 de noviembre (14 horas), un duelo liguero de la jornada 10. «Venimos de una racha en la que de los 5 últimos partidos, sólo hemos perdido uno. Por el parón, no creo que vayamos a empeorar o mejorar mucho. Es una semana sin competir, pero si este tiempo nos vale para crecer y coger conceptos que nos faltaban, muy bien. Y si no, hay que mantener lo anterior», puntualizó Paulo Oliveira.

Arbilla, convocado con la selección vasca para el Euskadi-Costa Rica

Anaitz Arbilla ha sido el único futbolista del Eibar convocado por la Federación Vasca de fútbol para el partido amistoso Euskadi-Costa Rica que se disputará en Ipurua el lunes 16 de noviembre (20.45 horas). El defensa navarro jugará a las órdenes del seleccionador Javier Clemente, quien ha citado a 22 hombres para la Euskal Selekzioa, en la que están representadas, además del Eibar (1 jugador), el Athletic Club (12), la Real Sociedad (5), el Alavés (2), y el Osasuna (2).

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *