El apagón de Lingaard

Jesse Lingard era, hace poco, uno de los jugadores clave del Manchester United y de la selección inglesa. No obstante, en 2018 formó parte del once inicial de Gareth Southgate en la derrota en semifinales, tras una prórroga, del Mundial ante Croacia (2-1), partido en el que jugaría los 120 minutos. El centrocampista tenía por entonces 25 años y los mejores años futbolísticos por delante. Sin embargo, dos años después, su carrera ha sufrido un apagón provocado por las lesiones y el bajo rendimiento mostrado. Además del incremento de competencia en una posición donde ni un Van de Beek llegado a golpe de talonario tiene cabida, de momento.

En la presente temporada, unos problemas físicos le apartaron de la dinámica de grupo y, cuando ha estado disponible, Solskjaer ha optado por otras opciones. De hecho, los dos partidos que ha disputado este curso corresponden a la Carabao Cup, en las victorias ante el Luton (0-3) y el Brighton (0-3), siendo solamente titular en la primera de ellas. El resto, la nada absoluta. En Champions no sabe lo que es sentarse en el banquillo, mientras que en la Premier sólo ha formado parte de la convocatoria en dos jornadas, no jugando minuto alguno en ninguno de los casos. 99 minutos en los que no ha sumado ni goles ni asistencias. Una situación lejos de ser idílica, agravada por su situación contractual: su vinculación con el United expira en junio de 2021 (aunque el club tiene opción de ampliar por un año más).

Vínculo con Mino Raiola por diez meses

Esta parte contractual ha cobrado protagonismo esta última semana, ya que ha terminado su relación con su agente, Mino Raiola. La ruptura, amistosa según apuntan desde Inglaterra, sorprende si tenemos en cuenta que habían unido sus caminos solamente hace diez meses. La intención era clara, buscar una salida para el de Warrington este pasado verano, pero, a pesar del interés del Tottenham y el Oporto, nada cristalizó y el jugador ha preferido afrontar sus últimos meses de contrato siendo guiados por familiares y amigos de su confianza.

El adiós de Mourinho, el principio del fin

Una de las claves de ese apagón fue la salida de José Mourinho de Old Trafford. El técnico portugués representó el gran valedor de nuestro protagonista, haciéndole brillar hasta el punto de ser indispensable en la selección nacional. Con Mou regaló sus mejores momentos y firmó 13 goles y 7 asistencias en la 2017-18, su mejor temporada como profesional. Sin embargo, aunque con la llegada parecieron llegar brotes verdes tras un inicio irregular de temporada, el curso pasado se convirtió en suplente habitual. Si bien disputó 40 partidos en la 2019-20, solo 20 de ellos serían como titular, incluyendo rivales como el Rochdale, el Tranmere Rovers, el Derby County, el Astana, el Partizan o el LASK Linz en la diferentes copas jugadas por los Diablos Rojos. Además, sus números le alejaron definitivamente de la selección: 4 goles y 2 asistencias. En la presente, ya hemos visto su situación. 

El United tiene el derecho de apretar el gatillo si considera su continuidad como una opción, desde Inglaterra deslizan que en el club estarían interesados para, al menos, no perderle gratis en verano. Veremos cómo pasa sus últimos meses un Lingard inmerso en un laberinto cuya salida parece cada vez más lejana.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *