Funcionarios estadounidenses avanzan un mes de diciembre muy duro

El coronavirus avanza sin cesar y ya ha dejado 53,3 millones de contagios y más de 1,3 millones de fallecimientos en todo el mundo. Estados Unidos se sitúa como el país más afectado por la pandemia con 10,7 millones de infecciones desde el inicio de la crisis sanitaria. Las víctimas mortales por la COVID-19 en suelo estadounidense se han elevado a 244.345 en los últimos días.

Con estos desgarradores datos, los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades (CDC) de Estados Unidos publicaron el jueves un pronóstico nacional en el que predijeron que en las próximas cuatro semanas, las muertes podrían subir hasta las 282.000.

Aumento de muertes en las próximas semanas

Los funcionarios de salud del Gobierno estadounidense han advertido que decenas de miles de ciudadanos morirán en las próximas semanas a medida que el coronavirus continúe aumentando en todo el país, rompiendo más récords diarios como el del viernes, en el que la nación registró un total de 184.000 contagios en 24 horas.

Pero además, los CDC han puesto fecha a un empeoramiento de la pandemia en Estados Unidos. Han fijado el próximo 5 de diciembre como el día en el que se habrán contabilizado entre 5.500 y 13.400 muertes más: ”El conjunto nacional predice que para esta fecha se reportarán un total de 260.000 a 282.000 muertes por Covid-19”, dijo el informe.

Escasez de camas y PPE

Esta predicción se ha producido en medio de la escasez de los equipos médicos de protección personal (PPE) y camas de hospital en EE.UU. El Minnesota, su gobernador, Tim Walz, habla de: “Una escasez catastrófica de camas en las Ciudades Gemelas (Minneapolis y Saint Paul)”, donde solo hay 22 camas de UCI disponibles, tal y como informó el Washington Post. Los funcionarios de salud estatales dijeron que las camas estaban al 90-95% de su capacidad.

En Wisconsin, los funcionarios de salud informaron de que solo el 8% de las camas de UCI estaban disponibles. La subsecretaria del departamento de servicios de salud de Wisconsin, Julie Willems Van Dijk, dijo: “La COVID-19 está en todas partes en nuestro estado. Es malo en todas partes y está empeorando en todas partes”, recoge The Guardian.

El gobernador de Illinois, JB Pritzker, propuso que el estado podría bloquearse: ”Nos estamos quedando sin tiempo y nos estamos quedando sin opciones», dijo.

En Chicago, la alcaldesa Lori Lightfoot ha emitido una orden para que los ciudadanos se queden en casa a partir del lunes, 16 de noviembre. Se aconseja a los residentes que solo salgan de casa para ir al trabajo, la escuela o necesidades esenciales.

Aumentar las medidas de precaución

Anthony Fauci, experto estadounidense en enfermedades infecciosas ha llamado a la cautela y pide a los ciudadanos que aumenten el uso de las mascarillas así como que tengan precaución. “Solo así podría evitarse un bloqueo nacional”, dice Fauci en declaraciones recogidas por The Guardian.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *