Esta Italia es mucha Italia

Italia tiene pie y medio en la fase final de la Liga de Naciones, que se disputará en Milán y Turín si los de Mancini logran un pase que ya tienen muy cerca. La victoria ante Polonia supone el 21 encuentro seguido sin derrotas y el primer puesto de su grupo, a falta de un partido, que jugarán ante Bosnia el próximo miércoles. Fue una Azzurra mermada por el covid y las lesiones (faltaban, entre otros, Spinazzola, Chiellini, Bonucci, Verratti, Zaniolo, Castrovilli, Sensi, Pellegrini, Chiesa, Immobile y el seleccionador Mancini, todavía en aislamiento, sustituido por Evani), pero su bonito estilo de juego quedó intacto.

En la primera mitad, los italianos se apoderaron del balón no concediendo ni un disparo a Lewandowski y sus compañeros. Insigne había abierto la lata con un remate raso, pero su tanto fue anulado porque Belotti, en la jugada, estorbó al meta Szczesny. El punta del Torino, sin embargo, se reivindicó forzando el penalti del 1-0, realizado por Jorginho (infalible desde los once metros con su selección: cinco goles en cinco lanzamientos).

En la reanudación los locales siguieron mandando, agarrándose en la fase ofensiva a un Insigne inspiradísimo. La única arma que supo mostrar Polonia fue una agresividad muchas veces fuera de lugar, que el colegiado Clément Turpin perdonó demasiado. En el 77′, Goralski logró una doble amarilla que prácticamente estuvo buscando desde que pisó el verde tras el descanso, y poco después Italia marcó el merecido 2-0. Tras una larga jugada colectiva, manifiesto de la nueva identidad azzurra (¡30 pases!), Insigne buscó a Berardi en profundidad y el delantero del Sassuolo celebró en su estadio el segundo gol como internacional. Con una victoria ante Bosnia, colista de la liguilla, Italia tendría asegurado un sitio en la ‘Final Four’. Y si los de Mancini siguen así, a esta alegría se sumarán muchas más.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *