Rivero culmina una semana casi perfecta para el Burgos

El Hereda San Pablo consiguió su séptima victoria de la temporada a costa del Estudiantes en un encuentro que se resolvió en el último cuarto. En los tres primeros hubo mucha igualdad con una gran actuación de Gentile, que mantuvo a su equipo en el partido, y una versión rácana del cuadro burgalés que solamente apretó en el último acto. Los jugadores del San Pablo llevaban disputados cuatro partidos en una semana y el cansancio se dejó notar en el arranque del choque.

Al descanso se llegó con empate en el marcador (38-38), en un partido gris de los dos conjuntos, pero los locales consiguieron entrar en el cuarto período con seis a su favor (60-54). La salida en ese asalto final fue espectacular, con dos triples seguidos de Benite que destrozaron al equipo de Javier Zamora, unido a la lesión de Gentile en el tobillo que le obligó a abandonar el terreno de juego y dejar sentenciado el partido. En los últimos minutos, el conjunto de Peñarroya jugó a placer limitándose a ampliar la diferencia en el marcador hasta la máxima de todo el encuentro, coincidiendo con el pitido final (91-71).

 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *