Álvaro Torres: «La FIFA quiere eliminar la cultura del pelotazo»

Se acaba de convertir usted en director de fútbol mundial de UFirst. ¿Qué implica eso?

España fue nuestro mercado natural durante 20 años en la representación. Pero llevamos un tiempo expadiéndonos a otros países, extrapolando el modelo a México con Enrique Nieto, Brasil con Guilherme Siqueira, Francia con Fred Déhu e Italia con Miguel Alfaro. Mi trabajo va a ser que las oficinas se coordinen por completo y de completarla con más sitios, como en el Reino Unido y Alemania. UFirst está y estará en esos países y con personal propio, formado por nosotros. Aquí en España tenemos a Loren del Pino, Pelayo García, Rodolfo Orife, Mikel Abete, David Aranda… Trabajamos en equipo.

Se está acabando aquello del representante que trabajaba solo.

El agente antiguo gestionaba la firma, cogía el dinero y volaba. Nuestro servicio principal es conseguirle al jugador el mejor contrato y ramillete de equipos en su carrera, pero hay servicios añadidos como son los fiscales, legales, financieros, de mudanza… Hacerle la vida más fácil a los jugadores y a sus familias. El típico dicho de que el futbolista se dedique solamente a jugar, que sea eso verdad.

Pero todavía hay casos famosos de agentes a la antigua usanza como, por ejemplo, Mino Raiola.

Sigue habiendo ese agente invidual, que está en desuso. Quedan figuras representativas pero van muy vinculadas a la cultura del pelotazo, ése es el clima que van dejando. Y eso es lo que quiere regular ya FIFA, como los 27 millones de comisión que se generaron en alguna operación. Nosotros apoyamos que cambien ese tipo de normativa y que haya transparencia en las operaciones. A los agentes que hacemos las cosas de una forma más normal nos viene bien.

¿Y lo de la bajada de honorarios?

En eso no estamos tan de acuerdo. Suelen ser del 10 por ciento. Nosotros invertimos mucho en estructuras, facilitamos mucho la labor a los jugadores con la cantidad de servicios que les prestamos. Si bajas el porcentaje estás perjudicando que se cuide a los futbolistas.

¿Cómo ha sentado la pandemia a la representación?

En UFirst hemos tenido buenos resultados a nivel agencia, porque teníamos músculo para soportar lo que ha venido. Se han bajado los salarios y nuestros honorarios, pero estábamos preparados. Es cierto que otros pueden haberlo pasado peor. Ha cambiado mucho la forma de trabajar, éramos de viajar constantemente y manejar información, algo que es importante. No hay el mismo roce con el jugador en persona, sino a través de otros medios como la videoconferencia.

¿Y el recorte de salarios de los jugadores, seguirá?

La pandemia nos vino de momento, los clubes reajustaron los salarios y no conozco ningún equipo en el que los futbolistas no bajaran los salarios. Todos arrimamos el hombro pero no comprendería que en los próximos mercados se rebajasen de nuevo, porque ya se saben los presupuestos y se conoce la pandemia.

Lo de los jugadores libres…

Antiguamente quedar libre de contrato era una gran ventaja, hoy en día seguramente no lo es. Porque igual no te pagan otra vez el mismo contrato que tenías. Hay un sobreexceso de jugadores brutal, muchos han tenido que ir al paro, ha habido poco movimiento. Ojalá no vaya a más. Pero no son los únicos o sólo los grandes perjudicados.

¿…?

De la pandemia me preocupan los jugadores, claro, pero hay muchos gremios y familias que viven indirectamente del fútbol. El fútbol se sigue consumiendo pero esos otros negocios alternativos están sufriendo y por eso es importante que vuelva cuanto antes la normalidad.

¿Habría salido Fabián, jugador de UFirst, del Nápoles sin la pandamia?

Por Fabián hubo ofertas antes de la pandemia, todos los intereses se habían trasladado al Nápoles. Con la pandemia ha habido propuestas que el Nápoles ha rechazado, de muchos millones de euros pero algo menos por la coyuntura. El Madrid no ha fichado a nadie, el Barça y el Atlético a pocos… En Europa casi nadie ha comprado mucho. Creo que en los dos próximos mercados la cosa será parecida pero que luego se reactivará.

¿Ha traído algo ‘menos malo’ por no decir bueno, esta coyuntura al mundo del fútbol?

Algo sí. Sirve y servirá para racionalizar los precios de mercado, que se nos habían ido otra vez de las manos. Los jugadores lo generan, pero hay que dar equilibrio, sobre todo en los traspasos. Las cantidades no son acordes a los tiempos que vivimos. En los próximos años va costar mucho ver traspasos de más de 100 millones de euros. Hay grandes clubes que sin merchandising, tiendas y museos están perdiendo 250 millones o más, que antes se empleaban en ese tipo de grandes compras de jugadores.

Su perspectiva para el futuro es…

Soy mucho más optimista que pesimista. Creo que el fútbol ha tocado fondo ya. Las televisiones van a estar ahí, el fútbol se sigue consumiendo y cuando llegue la vacuna la gente va a poder ir a los estadios.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *