Camavinga amenaza

Eduardo Camavinga se ha convertido en uno de los jugadores más codiciados del próximo mercado. El centrocampista de 18 años del Rennes sigue sin dar pistas sobre su futuro, pero sueña con jugar en los mejores clubes europeos, tal y como aseguró en su primera rueda de prensa como profesional.

Al ser preguntado por el Real Madrid, el internacional francés aseguró que «los grandes clubes me hacen soñar, pero no puedo revelar particularmente uno para mi futuro». Camavinga termina contrato en 2022 y, aunque las negociaciones por su renovación no han comenzado, el jugador confía en sentarse pronto a dialogar con los dirigentes del Rennes.

«¿Si deseo seguir en Rennes? Ya veremos. No hemos establecido una fecha para discutir sobre mi futuro, no tengo prisa al respecto. Habrá negociaciones para renovarme, para mi sería un placer continuar en el Rennes. Todavía me quedan dos años de contrato y tenemos tiempo suficiente para hablar de ello», añadió.

Camavinga, que no juega desde el 23 de octubre por un golpe que sufrió contra el Angers, espera reaparecer este fin de semana con el Rennes para intentar ayudar a su equipo en la Ligue 1 y en la Champions League, competición en la que los bretones no han comenzado bien (1 punto de 7 posibles) y necesitan la mejor versión del mediocentro para competir contra Sevilla y Chelsea.

Un verano decisivo para su futuro

A partir de junio, a Eduardo Camavinga le restará un año de contrato con el Rennes. Pese a que tanto el club como el jugador esperan llevar las negociaciones a un buen puerto, su valor de mercado podría bajar considerablemente y la presión de grandes equipos, entre los que se encuentra el Real Madrid, podrían poner en una difícil tesitura al conjunto que dirige Julien Stephan.

Por ello, tanto su agente como el jugador, que frenaron su renovación en agosto esperando una respuesta del Madrid, confían que el Rennes le ofrezca un nuevo contrato, no solo para intentar hacer del mediocentro la venta más cara de la historia del club, sino para obligar a los clubes a realizar un esfuerzo si quieren hacerse con una de las mayores promesas del fútbol europeo. Los próximos meses se anticipan decisivos para el devenir de Camavinga, que de momento solo piensa en el Rennes, a pesar de las grandes ofertas que podría recibir el próximo año.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *