«¿El Espanyol? Somos 11 contra 11, no renunciamos a nada”

A Juan Carlos no le asusta el Espanyol. El portero, que este miércoles ha ofrecido una conferencia de prensa telemática, es consciente del poderío que atesora el conjunto perico, pero sabe que su Girona competirá. Eso sí, no esconde que les tocará sufrir en algunos minutos y tendrá la difícil misión de intentar frenar a dos de los mejores jugadores de la categoría: RdT y Embarba. Entre los dos han firmado más goles (12) que todo el Girona (ocho). Juan Carlos destila confianza y es que, tras ser suplente en los dos primeros encuentros de Liga en detrimento de Muric, se ha convertido en indiscutible. Buenas actuaciones le han hecho adueñarse de la titularidad y ya suma nueve partidos. Ha recibido ocho goles y ha dejado su portería a cero en cuatro partidos (Leganés, Oviedo, Castellón y Almería). Desea que el quinto llegue este viernes contra el Espanyol. Por último, también habló del arbitraje. Fue claro y considera que, en algunos partidos, les han perjudicado. ¿La segunda amarilla a Mamadou Sylla ante el Mallorca? “Tengo la sensación que me lo dice a mí. Pero el árbitro, de repente se fue a por él y quizás malinterpretó algo”.

El proyecto del Girona: “Lo que pasó el año pasado fue un golpe duro para todos, pero hay que ser humildes, claros y pensar que somos un club que está en constante crecimiento. El año pasado, el proyecto era más para volver a Primera a corto plazo y todo un poco se mantiene. Los principales favoritos ahora son otros y hemos de pelear día a día y a ver en qué situaciones nos encontramos al final y si peleamos por algo bonito. El proyecto sigue siendo el mismo, que es el de crecer y asentarse en el máximo nivel en unos cuantos años”.

Situación personal: “Me encuentro bien. El año pasado fue complicado, pero al final en el trabajo del día a día se ven las cosas de otra manera. Estoy feliz en Girona. Los jugadores siempre queremos jugar, pero para eso está el entrenador. Me encuentro tranquilo y focalizado en el día a día”.

El Espanyol y la dupla RdT-Embarba: “Son dos grandes jugadores, pero nosotros tenemos claro que este es un deporte de equipo. Hemos de funcionar como un bloque y también tenemos futbolistas que pueden marcar diferencias. Lo que pasa es que ahora tenemos al mejor de la categoría (Stuani) que por lesión no puede estar. Esto es un partido de futbol, somos 11 contra 11. Ellos tienen, este año, un deber de volver por la vía rápida a Primera por su historia y todo. Pero nosotros somos un equipo humilde que quiere crecer, trabajar y no va a renunciar a nada”.

La roja a Mamadou ante el Mallorca: “Cuando acaba el partido vi que algunos compañeros se estaban acercando al árbitro. Yo le estaba a gritando a Víctor, pero tengo la sensación que Mamadou me lo dice a mí. Pero el árbitro, de repente se fue a por él y quizás malinterpretó algo. Son cosas que tenemos que aprender nosotros, independientemente de que el árbitro interprete alguna cosa u otra. Hemos de controlar lo que podemos controlar. El tema arbitral en algunos momentos no nos está ayudando, aunque creo es totalmente involuntario. Sentimos que hay algunas decisiones que nos han perjudicado. Pero hay veces que son así y otras se equivocarán a nuestro favor. No podemos meternos más allá de nuestro trabajo”.

Bajas: “Trabajamos día a día para afrontar esto de la mejor manera posible, pero no es fácil. Tenemos un calendario con muchos partidos. Apenas hemos descanso de la temporada pasada y después el cansancio mental te lleva a tomar malas decisiones. Está montado así y nosotros poco podemos hacer. Hemos de cuidarnos en el día a día un poco más si cabe y afrontar los partidos con la gente que tenemos. No es fácil si hay bajas, pero es lo que hay y debemos competir”.

¿Condicionan las decisiones arbitrales? “Tratas de evadirte y no pensar, pero, por ejemplo, el otro día lo que le hicieron a Sylla fue muy parecido a la entrada de Monchu en Almería. A nosotros se nos expulsa y el otro día (Mallorca) fue amarilla. Esto te condiciona un poco porque dentro del campo estás a más pulsaciones de lo normal y es normal que algún tipo de decisión te crispe. Pero hemos de hacer autocrítica, como imagino que los responsables del área de arbitraje hacen, y debemos centrarnos en lo nuestro”.

Muric: “Tenemos un grupito de trabajo, con el entrenador de porteros, muy sanote. Tratamos de ayudarnos. Muric solo habla inglés e intentamos ayudarle. Somos conscientes de que el bien ha de ser grupal. Aquí y en todos los sitios, los jugadores queremos jugar, pero esto es un camino común y la fuerza del grupo está por encima de todo”.

Los jugadores jóvenes: “Este año van a tener más cabida que el año pasado porque la plantilla no es tan amplia. Todos hemos sido jóvenes y a todos nos ha tocado buscarnos las habichuelas y las oportunidades. La gente que tenemos más experiencia hemos de ayudarles, guiarles y exigirles porque esto es fútbol profesional y la exigencia es máxima”.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *