Chapare, el virus que mata y preocupa a los científicos: ¿qué sabemos de su transmisión?

Si bien la situación sanitaria a nivel mundial ya es preocupante y alarmante por la evolución del coronavirus en todos los países del planeta, precisamente la enseñanza que deja es que no hay que descuidar ningún otro posible virus. Y hay uno que preocupa especialmente a los científicos por las nuevas informaciones surgidas. Se trata del Chapare, que podría transmitirse de personas en personas.

Si el origen del coronavirus en China sorprendió a todo el mundo, ahora la comunidad científica se encuentra en alerta con lo que pueda pasar con el virus Chapare, una infección que provoca una fiebre hemorrágica similar al ébola y que apareció por primera vez en Bolivia en el año 2004.

Sin embargo, ahora se ha descubierto que, aunque inicialmente se transmitía de roedores a personas, podría también transmitirse de personas a personas, lo que facilita una propagación del mismo.

El nuevo hallazgo que aumenta la preocupación

Según los datos de los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades de EEUU (CDC en inglés), el segundo brote se produjo precisamente el año pasado, en 2019, en la provincia de Caravani (Bolivia), cerca de La Paz, con cinco casos diagnosticados y tres de ellos mortales.

Tras este caso, los expertos en enfermedades infecciosas del Ministerio de Salud de Bolivia, los CDC y a Organización Panamericana de la Salud (OPS) se pusieron manos a la obra para encontrar el origen de la enfermedad e investigarlo más a fondo. Y precisamente a raíz de ello los investigadores de los CDC han descubierto que se puede transmitir de persona a persona en entornos de atención sanitaria.

“Nuestro trabajo confirmó que un joven médico residente, un médico de ambulancia y un gastroenterólogo contrajeron el virus después de encontrarse con pacientes infectados”, explica la epidemióloga Caitlin Cossaboom, de los CDC. Aunque hacen falta más análisis, se cree que se podría transmitir por fluidos corporales como la saliva.

¿Qué se sabía hasta ahora del virus?

Como se ha mencionado, apareció por primera vez en Bolivia en el año 2004, en la provincia de Chapare, causando la muerte de una persona. Entonces, se concluyó que la única forma de que este virus, de la familia de los arenavirus, se propagase a las personas era mediante el contacto directo con roedores infectados o indirectamente al entrar en contacto con su orina o sus heces.

Se trata de un patógeno peligroso, que provoca fiebres hemorrágicas y complicaciones graves en varios órganos del cuerpo. Como apenas se han dado dos brotes, hay muchas dudas al respecto, pero se estima que el tiempo entre la exposición al virus y los primeros síntomas es de cuatro a 21 días, según lo que ocurre con los demás patógenos de la familia.

Sus síntomas son similares a otras enfermedades como el dengue, de forma que no se descarta que realmente se haya dado en más casos y se haya identificado erróneamente.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *