Simón desvela la cartilla restrictiva solo para Navidad

Como es habitual cada jueves, Fernando Simón compareció ante los medios de comunicación para valorar cómo está la situación de la pandemia en España. Asimismo, ofreció las cifras de infecciones y víctimas mortales en nuestro país debido al coronavirus.

El dato de muertes con fecha de defunción en los últimos siete días es de 1.313, mientras que la cifra total de decesos es de 42.291, 252 más que el miércoles. En cuanto a los positivos por PCR, este jueves se han añadido 16.233 contagios a la serie histórica, de los cuales 6.915 se han fechado en las últimas 24 horas. En total son 1.541.574 infectados en España. Además, los datos de Sanidad recogen que la incidencia acumulada se sitúa en los 176,20 casos por cada 100.000 habitantes en los últimos siete días.

Según informó Simón, «la incidencia en los últimos 14 días es de 436 casos por cada 100.000 habitantes. Está bajando, pero sigue estando muy por encima de lo deseado. Aunque la tendencia es favorable, no podemos confiarnos. El objetivo es al menos 60 casos. La positividad de las pruebas sigue estabilizada y descendiendo progresivamente, estamos en 12,1%. Estamos cercanos a nuestra capacidad máxima de diagnóstico«.

Recomendaciones para Navidad

El facultativo confirmó que están elaborando un documento con una serie de recomendaciones para Navidad: «Se podrá presentar un borrador en el próximo Consejo Interterritorial. Hay una serie de aspectos concretos con las navidades que se tienen que regular y buscar que no tengan impacto en la transmisión. Tenemos cenas de navidad de empresa, reuniones de familiares masivas, personas en residencias de ancianos que vuelven a domicilios familiares, estudiantes que regresan… Todos estos aspectos va a reunir el documento, que no son aplicables a otros puentes. No es que tengan que hacerse más medidas restrictivas generales. Estas Navidades no serán como las de otros años; eso no implica que sean peores».

Incidencia de la gripe

Cuestionado sobre la incidencia de la gripe y si la mascarilla ha supuesto un freno en su propagación, explicó que «con la gripe tenemos el mismo problema que tiene todo el mundo. Todos los sistemas de vigilancia no funcionan igual que otros años. Tenemos muy pocos casos notificados, probablemente menos que las semanas equivalentes de otros años. El uso de mascarillas, lavado de manos y distancia favorece que haya menos casos. Se va a ir mejorando y consiguiendo que sea uno de los mejores de Europa, pero en todos los países estamos igual«.

Las residencias

Uno de los grandes focos durante la primera ola fueron las residencias y Simón fue cuestionado sobre su situación actual: «En una sociedad donde hay altos niveles de transmisión, tarde o temprano tendrían que afectar a las residencias. Se hizo un esfuerzo enorme durante la primera ola».

«A raíz del pico de la semana pasada los datos de las residencias tarde o temprano tenían que aflorar. La entrada en las residencias pueden ser por varias vías: los propios internos, los familiares o los trabajadores. No se puede evitar al 100%. En el pico de la pandemia la letalidad asociada a mayores de 80 estaba alrededor del 23% de los infectados, ahora en el 8%», añadió.

«En la primera ola hubo un impacto enorme en las residencias afectadas, pero proporcionalmente fueron muy pocas residencias las afectadas. Pero las que se afectaron lo hicieron muchísimo. Numéricamente es un número importante, pero el impacto proporcional es menor a la primera ola. Hay varios factores: se aprendió mucho en la primera ola, se tienen más recursos, tenemos hospitales menos sobrecargados y los tratamientos son más eficaces por ello. La concienciación y aprendizaje de todos está permitiendo también que la gestión de estos pacientes mayores y frágiles sea mejor«, enfatizó el epidemiólogo.

El tiempo de la inmunidad

Cuestionado sobre un estudio estadounidense que afirma que la inmunidad puede durar varios años, señaló que «lo más probable no tiene por qué ser lo que realmente pasa. Tenemos experiencia con esta enfermedad ocho o nueve meses. Siempre hay alguna persona que se ha infectado y se ha perdido esa inmunidad. En general, son personas que mantienen inmunidad. No podemos asegurar que se mantenga más de los meses que llevamos. Hay altas probabilidades de que la inmunidad dure un tiempo largo, más de los que hasta ahora podemos garantizar, que es el tiempo de vigencia de este nuevo virus«.

Transmisión por aerosoles

Sanidad ya admite que es posible la transmisión por aerosoles, tal y como subrayó el director del CCAES, aunque «el problema es entender lo que conocemos por aerosoles. Las partículas inhalables e infectadas pueden mantenerse en el aire mucho más tiempo y a una distancia mayor de lo que se ha llegado a decir. Tenemos que asegurarnos de mantener las distancias, si son dos metros mejor que uno y medio. Debemos garantizar un buen uso de las mascarillas. No vale tenerla por debajo de la nariz o en malas condiciones. Es importante la ventilación, es una de las pocas medidas no farmacológicas que tenían demostrada su eficacia antes de la pandemia».

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *