Un Mercedes español y clásico

Seguro que la semana que viene, cuando se presente al completo el recorrido del Dakar que arranca el 3 de enero (y acaba el 15), tendremos más información sobre la categoría que se va a estrenar en la próxima edición: el Dakar Classic. Por ahora, se sabe que en ella participarán coches y camiones que corrieron en el desierto antes del 2000, que llevará un recorrido paralelo al de la competición normal… y que habrá dos Mercedes G 320 cien por cien españoles, los que llevará el equipo RUMBOZERO a Arabia Saudí.

Esta semana presentaron en el Jarama el proyecto en el que han hecho «un trabajo muy duro para preparar las dos máquinas» y tenerlas listas a tiempo para que viajen el 1 de diciembre desde Marsella rumbo al desierto árabe. El Clase G que han elegido, y que pilotarán Antonio Gutiérrez y Carlos Vento, no es ajeno a la gloria del Dakar, puesto que con uno de ellos Jackie Icks ganó en 1983. La suspensión y la fiabilidad son los dos puntos en los que más han centrado su trabajo en ambos coches para asegurarse un buen paso por las dunas.

«Es un coche muy robusto que es lo que nos hace falta en este Dakar: robustez y fiabilidad para no tener que estar pensando en el vehículo sino en los tiempos, en la regularidad, en el terreno, en las dunas… Este coche es magnífico para esto y confiamos plenamente en la fiabilidad del Clase G», comenta Luis Heras, uno de los copilotos de la formación (el otro es Juan Carlos Ramírez). Este 2020, el equipo RUMBOZERO celebra su 25 aniversario en competición, y comenzarán el siguiente año de su historia con una que no olvidarán.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *