Gobierno cumple y envía al TC proyecto de la Cámara para impedir que se materialice segundo retiro de fondos previsionales

«El compromiso del Gobierno es y será proteger y ayudar a todas las familias afectadas por la pandemia del coronavirus y la recesión económica mundial». Esta fue la razón que esgrimió el Ejecutivo, en un comunicado firmado por Presidencia, fustigando sobre «algunos parlamentarios que están intentando escribir una Constitución paralela a través de proyectos de reforma constitucional que introducen artículos transitorio sin modificar la actual Constitución».

Para La Moneda, el proyecto de la diputada del PH Pamela Jiles, propone una «práctica inconstitucional que atenta contra nuestro ordenamiento jurídico y Estado de Derecho, y no respeta instituciones fundamentales de nuestro orden Constitucional, como la iniciativa exclusiva del Presidente en materia de gasto público, seguridad social e impuestos».

Y, para evitar esta «mala práctica», el Gobierno ingresó hoy al Tribunal Constitucional un requerimiento para que declare inconstitucional el Proyecto presentado por un grupo de diputados opositores, respecto a un nuevo retiro de fondos previsionales.

«Todas las autoridades, y en especial el Presidente de la República, tienen que ser sensibles con las necesidades de los ciudadanos, y también, responsables con las decisiones que adoptan y sus consecuencias para el futuro. Adicionalmente, siempre deben respetar el orden constitucional y el Estado de Derecho», agregaron desde Palacio.

El proyecto antes mencionado, para el Gobierno, no sólo es inconstitucional. También, explican, «genera un grave daño a las pensiones presentes y futuras de todos los chilenos y beneficia con injustificadas exenciones tributarias a las personas de más altos ingresos, lo que atenta contra la equidad y la Justicia Social».

Desde La Moneda aprovecharon para recordar que el miércoles pasado el Gobierno presentó al Congreso un Proyecto de Ley que permite un retiro único y extraordinario del 10% de los fondos de ahorro previsional, «priorizando a quienes más lo necesitan». Por supuesto, en paralelo al segundo retiro sin condiciones que propone la oposición.

«Este es un proyecto responsable que otorga un importante alivio a las personas que más lo necesitan, resguarda mejor las actuales y futuras pensiones, no otorga beneficios tributarios injustificados a los sectores de más altos ingresos, permite la recuperación de los ahorros previsionales y, sobre todo, respeta nuestra Constitución y el Estado de Derecho», aseguraron, recordando la existencia e importancia del IFE y la ansiada reforma previsional.

La Moneda despejó toda duda generada durante la semana y este domingo hizo oficial la presentación de un requerimiento de inconstitucionalidad ante el Tribunal Constitucional, por el polémico proyecto de reforma —presentado por la oposición— que busca un nuevo retiro de los fondos previsionales. Para el Ejecutivo, la iniciativa que se encuentra en el Senado, «atenta contra nuestro ordenamiento jurídico y Estado de Derecho, y no respeta instituciones fundamentales de nuestro orden constitucional, como la iniciativa exclusiva del Presidente en materia de gasto público, seguridad social e impuestos».

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *