El Arsenal se ‘come’ a su fichaje de los 80 millones

Nicolás Pépé llegó la temporada pasada al Arsenal en un fichaje muy sonado procedente del Lille. Su gran temporada en la Ligue 1 y la necesidad de los ‘gunners’ de encontrar jugadores rápidos y desequilibrantes hicieron a la afición ilusionarse con él, a pesar de la fuerte inversión realizada: 80 millones de euros. Apenas un año después, no hay ni rastro de aquella ilusión y sí retumba el precio que el conjunto inglés tuvo que pagar por él.

El último desencuentro con su hinchada se produjo en el partido ante el Leeds. El extremo fue expulsado por una acción absurda con Alioski y las críticas desde entonces fueron feroces. Tanto, que algunos sobrepasaron los límites y dedicaron insultos racistas a través de las redes. El club tuvo que emitir una nota condenando estos comentarios y saliendo en apoyo de su futbolista, realmente afectado por lo sucedido.

Algunos de los jugadores históricos del Arsenal y de la Premier también están siendo duros con el jugador. «El tonto de Pépé cayó en la trampa de Alioski», dijo Tony Adams, exjugador y capitán de los ‘gunners’. «No tiene motivos para llorar si Arteta le deja unos cuantos partidos fuera», comentó Patrice Evra, exfutbolista del Manchester United. La situación no es buena ni para el futboblista ni para el Arsenal, que ve cómo su fuerte inversión de 80 millones por Pépé se va al traste.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *