Fútbol femenino: las pioneras del fútbol están de aniversario

Madrid, 8 de diciembre de 1970. El fútbol femenino volvía a irrumpir en España con un partido pionero en esta disciplina, que había sido silenciada durante décadas. La cita se disputó en el campo de fútbol de Boetticher, situado en el barrio madrileño de Villaverde. Contra todo pronóstico, aquel encuentro logró congregar nada más y nada menos que a 8.000 personas en las gradas. Sobre el campo, quedaban dos de los primeros clubes de esta categoría, el Sizam y el Mercacredit (más tarde llamado como Olímpico Villaverde), que armaban los cimientos para un fútbol femenino que siguió creciendo, esta vez sin freno, hasta nuestros días.

Considerado mediáticamente como el primer partido de esta categoría, lo cierto es que esta consideración tiene ciertos matices, encontrando un precedente casi 60 años antes, en un encuentro disputado con fines benéficos el 9 de junio de 1914 en Barcelona. En aquel duelo se midieron dos combinados de un mismo y recién creado club llamado Spanish Girl’s Club, impulsado por Paco Bru (exjugador del Barça y exseleccionador en Amberes 1920). Con apenas referencias en los registros históricos, aquellos fueron los primeros compases en España del balompié femenino, que se apagó durante el periodo de entreguerras. Se podría decir que hubo un fútbol femenino antes y después de la dictadura…

De Paco Bru a Rafa Muga, que lideró la nueva era de esta categoría en nuestro país. El maestro extremeño adquirió gran experiencia como organizador de torneos femeninos y pasó a la historia como el primer seleccionador español de esta categoría, dirigiendo a la mal llamada ‘selección clandestina’. Una distinción que se debe a que el combinado español no tuvo en sus inicios el reconocimiento de la Real Federación Española de Fútbol, que saldó su deuda en noviembre de 2019 con un homenaje a todas las pioneras y al propio Muga.

Muga fue el gran impulsor y organizador de aquel primer partido que abrió una nueva época a todas las mujeres que amaban este deporte. Y, 50 años más tarde, el extremeño encabeza un emotivo homenaje. Mismo sitio, misma hora y mismo lugar. Medio siglo después, el mismo campo abre sus puertas en un íntimo evento que se realizará hoy (12:00) con el objetivo de poner de manifiesto el gran esfuerzo y posterior logro que supuso aquella cita para el fútbol femenino español.

Aquel partido se llevó a cabo en medio de la sorpresa de una sociedad sumergida en una larga y ya debilitada dictadura. «Al finalizar el acontecimiento me vi obligado a pasar por el cuartel de la Guardia Civil de Villaverde», recuerda Muga. Eran años en los que la mujer, relegada a tareas del hogar, comenzaba a alzar su voz e incluso a reclamar su sitio en este deporte. Fuera del debate de si fue el primer partido de la historia o no, no cabe duda de que puso la primera piedra en el actual fútbol femenino español.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *