Elady se viste de Rubén Castro

Uno de los motivos por los que Elady se negó a abandonar el FC Cartagena el pasado verano fue que quería demostrar a todos que era un futbolista muy válido para Segunda División. Un año antes la entidad le negó la oportunidad de jugar en la categoría de plata con el CD Tenerife, al que exigió medio millón por su traspaso. En el último, una vez logrado el ascenso, desde la comisión deportiva le dijeron que no contaban con sus servicios y debía buscarse un nuevo destino al no considerarlo válido para el actual proyecto. Su insistencia tuvo premio y consiguió aquello por lo que llevaba años peleando, jugar en el fútbol profesional.

 Elady ha participado en los 17 partidos disputados, aunque en los primeros parecía que era algo testimonial ya que faltaban futbolistas por venir. Su rol cambió a raíz del choque en Leganés, cuando el FC Cartagena se fue al descanso 3-0 abajo. Borja Jiménez tiró de él para la segunda mitad, junto a Gallar y Simón Moreno, y el cambio del equipo fue notable. El encuentro terminó 3-1 pero el FC Cartagena dispuso de claras oportunidades para que le distancia fuese menor, pudiendo incluso llegar a la recta final con opciones de lograr un punto.

Tras lo visto en Butarque, Borja Jiménez le dio la titularidad frente al CD Lugo y Elady comenzó a demostrar su valía. Marcó en la primera victoria de la temporada y volvió a repetir una semana más tarde en el triunfo en El Toralín contra la SD Ponferradina. El jiennense se ganó un puesto en el once, del que sólo salió por rotación en dos encuentros. En las últimas cinco jornadas, donde Rubén Castro (pichichi del equipo con 8 goles) no marcó, Elady hizo tres y el pasado sábado fue determinante ante el Málaga CF para que el FC Cartagena dejase atrás una racha de seis partidos sin vencer ya que asistió a De la Bella en el 1-2 definitivo. Era su tercera asistencia para el gol de un compañero.

 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *