Partido muy cómodo para el holandés Kuipers

No hay penalti de Wendt. En el minuto 19, Wendt, el lateral izquierdo del Borussia, en su intento de cortar un centro chut de Modric, tocó el balón con el brazo. No es penalti. Kuipers, el colegiado holandés del encuentro, acertó al no señalar como infracción la acción del zaguero: le golpeó en la mano después de que el balón se le quedase atrapado en el cuerpo.

Fuera de juego de Varane. En el minuto 43, Kuipers anuló un gol de Modric por fuera de juego de Varane. El defensa francés, que había recibido el balón de Kroos, tocó el balón con la cabeza para bajarlo y asistir a Benzema, que a su vez cedió al croata. Pero Varane estaba en posición antirreglamentaria cuando el centrocampista alemán le había mandado el esférico. El colegiado estuvo bien ayudado en esta ocasión.

Amarilla a Zakaria. En el minuto 87, y tras un encuentro en el que no hubo acciones muy violentas, Zakaria, del Borussia, vio la única tarjeta del encuentro por una dura entrada sobre la espalda de Toni Kroos.

Kuipers. El árbitro holandés tuvo un partido muy cómodo debido al resultado y al fair-play de los jugadores de los dos equipos. La pregunta para la comisión arbitral es la siguiente: ¿No hay árbitros jóvenes con la suficiente calidad para pitar este tipo de encuentros? Ojalá vayamos viendo caras nuevas en esta fase de grupos.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *