Benzema es Santillana

Benzema encuentra siempre modos de desbloquear logros en su historial, casi como si jugara un videojuego. En el día en el que igualaba el récord de partidos de un extranjero con la camiseta blanca, los 527 de Roberto Carlos que superará el sábado en el derbi ante el Atleti, Karim transmutó en el Santillana de las noches ochenteras blancas que fueron la auténtica movida madrileña, y borró de la faz de la tierra al Mönchengladbach con dos goles de cabeza. Y se quedó a un pelo del hat-trick, pero Sommer dijo basta.

Tampoco le hizo falta más al bueno de Benzema, que prácticamente jugó más en el aire que sobre el tapete verde de Valdebebas. Como si entre los vídeos de raperos franceses que suele disfrutar se le hubiese colado en YouTube alguno de aquella remontada de 1985 con el Gladbach de víctima y Santillana de ariete percutiendo contra el castillo teutón. Una noche de esas que crearon el terror europeo hacia el Madrid del Santiago Bernabéu y que abrió otro poco destacado cabeceador, Jorge Valdano, también con un doblete de cabeza. Probablemente por eso el argentino valoró incluso más el segundo testarazo de Karim. “Eso ha sido un martillazo”, sentenció, admirado. No fue una exageración. La repetición mostró la pelota multicolor doblándole cuatro dedos al portero alemán. A Susana Guasch, en La Casa del Fútbol, también le vino a la memoria el cántabro volador: “Benzema se ha disfrazado de Santillana”.

El doblete europeo de la cabeza de Karim es el primero en el Madrid de esta suerte y no es tan sencillo como pudiera parecer. Desde el formato Champions League (1992-93) sólo lo habían logrado cinco madridistas: Zamorano (1995), Panucci (1998), Adebayor (2011), Ramos (2014) y Cristiano, como no podía ser de otro modo, en dos ocasiones (2013 y 2015).

De hecho, Benzema se ha situado como el tercer mejor goleador histórico en Champions de cabeza con 15 tantos, únicamente por detrás de Cristiano (24) y Lewandowski (16). Un arte aéreo para un Madrid que resolvió con estilo old school: centro lateral a pierna natural (Lucas y Rodrygo) y cabezazo canónico del ‘nueve’, Benzema. Sin renunciar a su alma futbolística (“Si puedo hacer de nueve lo hago y si tengo que hacer de diez, también”, aseguró en la flash interview), Benzema se redondea como goleador… y amenaza el liderato del Atleti en el derbi.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *