Cuando Nadal llevaba la bandera

El deporte español celebra este 10 de diciembre un cumpleaños muy especial: el 20º aniversario de la victoria en la primera Copa Davis. ¡Cómo pasa el tiempo! El heroico equipo que desfiló en el Palau de Sant Jordi estaba formado, por este orden, por Álex Corretja, Albert Costa, Juan Carlos Ferrero, Joan Balcells y el capitán, Javier Duarte. Delante de ellos caminaba un adolescente con la bandera en ristre, en quien entonces nadie reparó, un muchacho moreno de 14 años, que en el futuro inmediato iba a protagonizar momentos tan mágicos como aquel. El abanderado era Rafa Nadal, quien dos decenios después ha elevado la raqueta a una dimensión galáctica. Pero hubo tenis antes que él. De muchos quilates. Ferrero, que lideró aquella armada con 20 años, ganó luego Roland Garros y fue número uno. Costa también reinó en París. Corretja se coronó en el Masters. Y Carlos Moyá, que no jugó aquella final, pero sí encabezó el título de 2004, donde ya apareció su ahora pupilo Nadal, dominó el Grand Slam de tierra y ocupó el trono mundial. Fue una generación de ensueño.

La Davis de 2000 hizo justicia a otros pioneros españoles, al equipo liderado por Manolo Santana que sucumbió en dos finales en Australia en los años 60. Eran otros tiempos, en los que el campeón sólo tenía que esperar en casa al desafiante para defender su corona. El destino quiso que España lograra su primer título ante el mismo país que le había privado del éxito. La Ensaladera de Barcelona está cargada de simbolismo, porque liberó a aquellos antecesores, a los Santana, Orantes, Arilla, Gisbert y Couder, y lanzó la época más gloriosa del tenis patrio con la conquista de seis Davis, la última el año pasado, un camino al que se fueron uniendo Robredo, Ferrer, Feliciano, Verdasco, Bautista, Granollers, Carreño… Y, por supuesto, Nadal. El chaval que llevaba, y lleva, la bandera.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *