El peor día en EE UU

Estados Unidos sigue pagando las consecuencias de una alta movilidad durante la fiesta de Acción de Gracias. Los expertos en materia sanitaria advirtieron sobre limitar los contactos durante aquellos días, pero a tenor de los últimos datos parece que los mensajes no fueron efectivos.

En el último día contabilizado, el país norteamericano ha sumado 3.124 muertos por coronavirus, la cifra más alta de toda la pandemia y la primera vez que superan la barrera de los 3.000. Además, durante el último día se han detectado 221.276 contagios, según los datos de la Universidad Johns Hopkins. Durante la última semana la media de contagios y fallecidos es de 205.601 y 2.260 respectivamente, por los 158.396 y 1.176 de hace un mes.

El país de las barras y estrellas lidera los apartados de país con más contagios, por encima de los 15 millones, y de muertos, con 289.000, superando por mucho al segundo país más castigado por la COVID-19 (Brasil, con 178.995 fallecidos).

A la espera de la vacuna

Este jueves un grupo de expertos debatirá sobre la aprobación de la vacuna de Pfizer/BioNTech por parte de la Administración de Medicamentos y Alimentos (FDA) y que ya se administra en Reino Unido. Las primeras dosis de la vacuna, reservadas a personas vulnerables y trabajadores sanitarios en primera línea ante el virus, podrían empezar a repartirse 24 horas después de la aprobación de la FDA. De la misma forma se espera que ocurra dentro de una semana, cuando la vacuna de Moderna se someta a una votación similar.

Situación crítica de los hospitales

Mientras tanto, los hospitales ven como empiezan a disponer cada vez de menos camas para los contagiados por coronavirus. En el último día, también, se batió el récord de ingresos, con 106.000. La situación es tal que algunos estados, como California, Texas y Rhode Island están colocando hospitales de campaña ante el posible desbordamiento de las unidades de cuidados intensivos.

«Sé que aquellos que no están en el campo de la medicina pueden no entender o comprender lo grave que es la situación, pero todo lo que se oye sobre el impacto de nuestros hospitales, sobre lo grave que es la situación de nuestras UCI, es absolutamente cierto. Y esa es la razón por la que queremos que todos se queden en casa tanto como sea posible«, asegura el Doctor Rais Vohra, del Condado de Fresno (California) a CNN.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *