Ha nacido una estrella: Gilmour

Cuentan que cuando Frank Lampard cogió las riendas del Chelsea en el verano de 2019 de las primeras cosas de las que se interesó fue por la situación de Billy Gilmour (19 años, Escocia). Una vez informado pidió de inmediato que le renovarán, aunque aún no había jugado ningún minuto con el primer equipo del Chelsea. Veía primordial asegurarse el futuro de otra joya de la cantera blue.

El tiempo le ha dado la razón al técnico inglés. Gilmour es la nueva estrella en ciernes del club de Stamford Brigde. No es circunstancial que al segundo encuentro sentado en el banquillo del Chelsea, el primero de Premier, le diera ya la alternativa en el primer equipo (debut ante el Sheffield United). Es lo que tiene el enamoramiento. El joven centrocampista ha disputado ante el Krasnodar su segundo partido en Champions, tras los cinco minutos que jugó ante el Sevilla. Un redebut, pero esta vez de titular. Y el escocés ha brillado hasta tal punto que ha logrado ser desigando como el Mejor jugador del partido ‘Man On The Match’, concesión muy valorada en la cultura anglosajona. Un galardón que se une de manera sorpresiva a la ya larga lista de reconocimiento para el chico maravilla de Cobham. Ya fue distinguido con el mismo premio en su debut completo en Premier League (en la goleada ante el Everton en marzo pasado) y en el primer partido que jugó completo en la FA Cup (gran victoria ante el Liverpool, también en marzo). Todo un historial limpio de buenas actuaciones.

Ante el conjunto ruso, Gilmour regresaba por todo lo alto ya que disputaba sus primeros 90 minutos de juego esta temporada con el primer equipo. «Pensé que Billy estuvo sobresaliente en su regreso, me sentí muy cómodo con su regreso, ha entrenado muy bien, hizo su rehabilitación y se merecía su oportunidad esta noche», le alabó Lampard, tras el choque de Champions. En julio tuvo pasar por el quirófano por una lesión de rodilla que la ha mantenido fuera de los terrenos de juego unos largos cuatro meses.

Fue un revés para los planes de Lampard de darle cuanto antes la manija en el pivote del Chelsea. Ahora una vez listo, el ex ‘8’ blue duda en dejarle marchar para que se ruede en el equipo que le vio nacer (Glasgow Rangers). Sabe que en el prometedor escocés hay maneras de futbolista grande y que no le defraudará. De momento, Gilmour ya tiene contrato hasta 2023 y Lampard y el Chelsea se frotan las manos.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *