La deuda neta del Valencia es de 340 millones

Pese a las numerosas ventas de jugadores el pasado verano, las cuentas del Valencia siguen siendo muy delicadas. En términos absolutos, la deuda financiera neta que presentará mañana el club en la Junta de Accionistas es de 340,8 millones de euros, una cantidad sensiblemente inferior a la que presentó el año pasado (357,1 millones) debido al pago de 18,3 millones a Bankia y Caixabank, entre capital e intereses pendientes, pero aún así muy elevada. De esta partida, 145,5 millones corresponden a deuda con otras entidades deportivas e intermediarios.

Asimismo, las pérdidas de la temporada 2019-20 se cifran en ocho millones de euros. Eso sí, algunas de las cantidades ingresadas en el capítulo de traspasos de este verano no han sido contabilizadas, al producirse más allá de 30 de junio, y lo harán en el año que viene. Desde que llegó Meriton al club, en 2014, en todas las temporadas la sociedad ha arrojado pérdidas excepto en la 2018-19, en la que hubo ganancias de 1,3 millones, aunque en ese curso, justo un día antes del cierre de cuentas, el Valencia y el Barça ajustaron un cambio de cromos Cillessen-Neto por 35 millones que cuadró balances para ambos.

Para la temporada 2020-21, el Valencia presentará una reducción drástica del presupuesto de la campaña anterior, al no jugar competiciones europeas. De los 183,7 millones que se presupuestaron en el curso 2019-20 se pasa a los 118,9 de la 2020-21, un 35,3% de disminución. La partida de ingresos que produce mayor descenso es la de competiciones que baja de 66,2 millones a únicamente 2,3. El coste (salario y amortización) de la primera plantilla será de 125,6 millones de euros.

Además, uno de los conceptos que más ha llamado la atención por peligroso es el del fondo de maniobra. Lo normal es que los clubes de fútbol siempre tengan un fondo de maniobra negativo pero en este caso el del Valencia se ha disparado hasta los -163,6 millones lo que dificulta la gestión y los pagos en el día a día de la entidad. Ya con el pago de la parte proporcional de las fichas de los jugadores, en el mes de agosto, el club tuvo que recurrir a una agencia de financiación externa para garantizarle liquidez de cara a pagar a los futbolistas.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *